La Guardia Civil desarticula un grupo criminal, dedicado a estafar y suplantar la identidad en todo el territorio nacional

  • Sus cuatro integrantes, de origen rumano, han sido detenidos por los delitos de estafa, suplantación de identidad y pertenencia a organización criminal
  • Los detenidos, habrían conseguido apoderarse de manera ilícita de 158.000 euros

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes Equipo de Investigación Tecnológica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de esta Comandancia, han conseguido desarticular un grupo criminal, dedicado a realizar estafas mediante la suplantación de identidad, habiéndose detenido a los cuatro integrantes del mismo, de origen rumano (3 hombres y 1 mujer), los cuales habrían conseguido apoderarse de 158.000 euros.

LOS HECHOS

Las investigaciones se inician por la Guardia Civil el pasado mes de febrero, tras recibir una denuncia en el Puesto de Casas de Don Antonio (Cáceres), por parte de una persona septuagenaria, quien informa que sin su consentimiento, le habían conseguido extraer de su cuenta bancaria la cantidad de 89.000 euros.

Tras la recepción de la denuncia, se hace cargo de las investigaciones el Equipo de Investigación Tecnológica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, iniciando la que ha denominado operación “Casalco”, consiguiendo averiguar durante los primeros días de la investigación, que la estafa cometida al denunciante había sido por un grupo criminal que operaba en todo el territorio nacional y con el mismo modus operandi, habría cometido,  al menos, 18 estafas bancarias, con las que habría conseguido 158.000 euros.

Avanzada la investigación, la Guardia Civil logra averiguar el modus operandi de la organización, que se basaba en dos escalones, el primero era obtener y disponer de información precisa de sus víctimas, para la apertura de cuentas bancarias online, algo que hacían sustrayendo documentación bancaria de los buzones en los domicilios de las víctimas, o los embaucaban en compras o alquileres de viviendas turísticas a través de páginas web de Internet, solicitándoles documentación personal, principalmente el documento nacional de identidad e información bancaria. El segundo escalón, con una elevada especialización tecnológica, una vez obtenida la documentación personal (DNI) y número de cuenta bancaria, iniciaban la apertura de cuentas online en la misma entidad financiera facilitada o robada a la víctima, obteniendo las claves de acceso que le facilitada la misma entidad financiera al abrir la cuenta, en los teléfonos móviles de la organización, pudiendo de esta forma, poder tener acceso a todas las cuentas bancarias de la víctima y vaciarle las mismas mediante transferencias a otras cuentas en terceros países.

Todas estas operaciones electrónicas, se hacían desde IP,s anónimas o por redes wifi de particulares muy vulnerables, desde las que operaban sin dejar rastro.

Los detenidos, desde finales del año 2019, con los datos de las víctimas, crearon un total de 56 cuentas bancarias falsas, asociadas a un total de 13 números de teléfonos, cuyos datos de titularidad eran de dudosa veracidad, siendo estos números de teléfono donde se recibían los mensajes de las entidades financieras, facilitando la consumación de las estafas.

Muchas de las personas estafadas, desconocían que sus identidades se estuviesen utilizando para la comisión de los delitos, y la gran mayoría, coincidían en que habían facilitado en algún momento a desconocidos la copia de su DNI y la numeración de la cuenta bancaria, para  la venta de un vehículo o el alquiler de una vivienda turística, sin que al final se llegase a realizar la transacción. Igualmente, también se detecto la contratación fraudulenta de préstamos personales expedidos a nombre de los perjudicados.

Concluyendo con la operación, agentes de la Guardia Civil de Cáceres se desplazaron hasta la ciudad de Alicante y la localidad de El Vendrel (Tarragona), poblaciones donde residían los integrantes de la organización, procediendo a la detención de sus cuatro integrantes, por los supuestos delitos de estafa, suplantación de identidad y pertenencia a organización criminal, ingresando tres de ellos en la prisión de Fontcalent en Alicante, y la cuarta persona quedó en libertad con cargos.

La operación, que aún permanece abierta, no descarta el esclarecimiento de otras estafas cometidas por la organización en todo el territorio nacional, así como la detención de otros supuestos autores por los mismos delitos.

La Guardia Civil, para evitar este tipo de estafas, quiere lanzar las siguientes recomendaciones:

  • No facilitar, bajo ningún concepto, a personas desconocidas y menos de forma online, ni el DNI ni el número de cuenta bancaria, bien sea para realizar alguna transacción comercial, buscar un trabajo o contratar algún servicio.
  • Evitar en lo posible, la recepción de correspondencia bancaria en papel, siendo la más recomendable la recepción de la correspondencia de forma virtual
  • Es muy recomendable cambiar las claves de seguridad de los router wifi por otras más ponentes, para evitar el uso de nuestra red de forma fraudulenta