Extremadura progresa de forma positiva reduciendo déficit y cumpliendo con sus proveedores

Pincha y conoce más…

 

El secretario general de Presupuestos y Financiación, Isidoro Novas, ha afirmado que la Junta de Extremadura ha reducido su déficit positivamente y ha cumplido con el pago medio a proveedores en 2017.

Novas ha hecho estas declaraciones hoy en la Comisión de Hacienda y Presupuestos de la Asamblea de Extremadura, donde ha informado sobre el documento publicado por el Ministerio de Hacienda sobre cumplimiento de objetivos de estabilidad.

El secretario general ha afirmado que Extremadura mantiene el compromiso firme de cumplir con el objetivo de déficit en el medio plazo y ha recordado que se debe tener en cuenta el punto de partida de la situación de las cuentas.

Desde el año 2015 hasta el 31 de diciembre de 2017, la Junta ha reducido su déficit en 328 millones de euros, lo que supone una reducción del 2,84% del PIB en 2015, al 0,88% en 2017 y, en este sentido, ha aseverado que la responsabilidad del déficit a cierre del pasado ejercicio no es únicamente del Gobierno actual.

Ha recordado que el objetivo fijado por el Estado era del 0,6 % para 2017 y que Extremadura junto a otras cinco comunidades autónomas (Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Murcia y Comunidad Valenciana) no cumplieron con este parámetro y ha indicado que para analizar las causas de la desviación del PIB, 52 millones de euros, se deben examinar los gastos y los ingresos de la Junta de Extremadura.

Novas ha explicado que en la desviación se debe a la evolución del gasto estructural del personal en programas en materia de educación, el abono del IBI relativos a los inmuebles de la Administración autonómica desde el ejercicio 2012, el pago de sentencia derivados por responsabilidades en cumplimiento del derecho de la Unión Europea por la liquidación del FEADER y el FEAGA así como el desacoplamiento en el calendario de ejecución y certificación de las operaciones prepagables de los programas operativos financiados por el FSE y FEDER, como principales razones.

En materia de ingresos, ha añadido, no se cumplen según las previsiones; los ingresos provenientes de la liquidación de programas operativos del FSE, se produjeron en los primeros días de 2018 al igual que sucedió con el programa operativo de FEDER.

Además del incumplimiento del compromiso del Protocolo de Intenciones, firmado con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por el cual el Gobierno se comprometía a aportar 120 millones de euros de forma extraordinaria entre 2016 y 2018, hasta la fecha solo se han recibido 20 millones.

Respecto al periodo medio de pago a proveedores, Novas ha verificado que en el año 2017 se situó en 11,31 días, muy por debajo de los 30 días de morosidad que recoge la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA). Por tanto, la Junta de Extremadura viene cumpliendo con los proveedores mes a mes desde julio de 2016.

El secretario general ha explicado que a partir del mes de abril de 2018 va a haber un ligero desajuste en la cifra debido a la nueva metodología de contabilidad del pago medio a proveedores así como por el cambio en la entidad financiera para la firma del Confirming, concurso público efectuado por el Servicio Extremeño de Salud.

En cuanto a la regla de gasto, un límite que impide a las administraciones no superar el gasto por encima del crecimiento potencial de la economía, Extremadura se encuentra entre las siete comunidades autónomas que cumple y ha explicado que, a término de 2017, la deuda regional era del 23,8% del PIB, un 0,1% por encima de lo permitido.

Novas ha expuesto que el incumplimiento deriva de dos factores fundamentales; la recepción tardía por parte del Banco de España del importe de las cuentas de Factory (sistema externo a la Administración por el que los proveedores descuentan las facturas en las distintas entidades financieras); así como de los recursos derivados del Fondo de Financiación a las comunidades autónomas, ambos computados al inicio de 2018, y no en diciembre del 2017.

Se ha referido a diversas recomendaciones de la AIReF, en las que se aconseja que las comunidades autónomas que parten de una situación compleja, en cuanto a la senda de estabilidad presupuestaria, deberían tener objetivos de déficit diferenciados, incluso llevar a cabo una planificación a medio plazo para la consecución del equilibrio.

Según ha afirmado el secretario general, a cierre de 2017, Extremadura cumple en la práctica con tres de los cuatro objetivos de estabilidad presupuestaria.

 

Galería de imágenes