Carlos Caldera y Minerva Muñoz conquistan el Castillo de Portezuelo

 

  • Los dos corredores extremeños se imponen en la subida nocturna a la fortaleza, de 16 kilómetros y 500 metros de desnivel positivo

 

  • Francisco José Martínez y la joven Patricia Martín se adjudican la Mini Subida, en una cita marcada por las pruebas de promoción infantiles, las JUDEX, con 200 participantes

 

PIncha.

La Subida al Castillo de Portezuelo se convirtió este sábado en la mejor embajadora de una fortaleza para la que sus vecinos luchan por su reconstrucción. La carrera cacereña, en su décimo segunda edición, de día y de noche, sirvió para que el Castillo de Marmionda volviera a aparecer en el mapa, aunque fuese de forma deportiva.

Y como en toda historia medieval, con o sin dragones -al menos conocidos-, los conquistadores, aventureros… estuvieron liderados por los extremeños Carlos Caldera y Minerva Muñoz, quienes fueron los mejores en la prueba de 16 kilómetros y 500 metros de desnivel positivo. Sin embargo, Caldera, viejo conocido de la afición local tras ganar el pasado mes de septiembre el Trail Ultra Artesanos, no pudo relajarse y cruzó la meta de Portezuelo (1:11:37) con menos de un minuto de ventaja con el segundo clasificado, José Silverio (1:12:31) y con poco más diferencia con el tercero, Ricardo Román (1:12:54).

Fueron los primeros en descender de las almenas hasta la localidad extremeña de una prueba organizada por el Ayuntamiento de Portezuelo, que tuvo como objetivo conjugar de deporte, turismo y cultura en un municipio de apenas doscientos habitantes, pero que duplicó su tamaño para un evento que se incluyó en el circuito de pruebas nocturnas de la Federación Extremeña de Deportes de Montaña y que también formó parte del Circuito de Carreras por Montaña de la Dirección General de Deportes.

En el cuadro femenino, la placentina Minerva Muñoz fue la mejor con un tiempo de una hora y treinta y cuatro minutos, en una carrera que lideró por delante de María del Castillo Calles (1:35:05), en un final con cierta emoción; y con el tercer cajón del podio para Miriam Lara (1:39:16).

 

Mini Trail y las JUDEX

La Subida al Castillo también contó con una modalidad más asequible en kilómetros y desnivel, la Mini Subida. Entre ambas congregaron a más de 150 corredores en Portezuelo, en una localidad que les recibió con los brazos abiertos, pese a la lluvia.

En esta modalidad, los triunfadores fueron Francisco José Martínez y la joven Patricia Martín. Fueron los más rápidos en un recorrido de casi siete kilómetros.

En el podio les acompañaron Nicolás Mateos y Luis Ángel Pablos; y Alicia Pañero y María Inmaculada Terrón, en una prueba que contó con la colaboración de la Diputación de Cáceres.

Antes que la Subida y la Mini Subida, ya con el frontal en la cabeza y la noche como invitada, con el paso mágico por el castillo, los más jóvenes tuvieron la oportunidad de probarse en la montaña gracias a las JUDEX.

Las carreras de promoción sirvieron de teloneras, aunque muchos de los participantes algún día -no tardando mucho- protagonizarán las pruebas absolutas, dada su habilitada en su iniciación en la montaña. Además, la cita de Portezuelo sirvió para que muchos de los jóvenes corredores descubrieran las peculiaridades de correr por montaña con agua y barro.

Además, a las pruebas competitivas se sumó la Ruta Senderista Nocturna, de 8,5 kilómetros, con una buena acogida.