Ábalos: frente al abandono del Gobierno anterior, hemos puesto en marcha medidas para mejorar las conexiones ferroviarias de Extremadura

  • El rechazo del PP a los PGE 2019 deja a Extremadura con 112 millones de euros menos de inversión en 2019, un 36%, afectando especialmente al incremento que había previsto para ferrocarril, 110 millones de euros, de los que el 30% iban destinados a la red convencional.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha asegurado  hoy que  frente al abandono del Gobierno anterior, se han puesto en marcha medidas para mejorar las conexiones ferroviarias de Extremadura, tanto de carácter global, de coordinación, como en el ámbito de las infraestructuras o de los servicios. Algunas de dichas medidas han sido de carácter inmediato y otras de carácter estructural.

Ábalos ha recordado, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados en la sesión de control al Gobierno que la situación heredada es la responsable del escenario actual y no es consecuencia de lo realizado en los últimos 8 meses.

El ministro ha detallado la herencia recibida del anterior Ejecutivo y ha afirmado que al llegar al Gobierno se encontró con una disminución de inversión media anual de 95 millones de euros, además de un déficit de inversión desde 2012 de más de 600 millones de euros.

En su intervención ha explicado que se pasó de los 919 millones de euros licitados entre 2006 y 2011 a 480 millones de euros en el periodo 2012-2017 que se acusó especialmente en los últimos tres años, llegando en 2017 a la insignificante cifra de 7 millones de euros licitados.

Ábalos ha querido incidir en el abandono de la red convencional, donde en el año 2017 se dejó de invertir el 80% del presupuesto previsto y no se realizó ninguna compra de nuevos trenes.

El responsable del Departamento ha aludido a los PGE-2019 y ha afirmado que el rechazo a dicho proyecto deja a Extremadura con 112 millones de euros menos de inversión en 2019, un 36%, afectando especialmente al incremento que había previsto para ferrocarril, 110 millones de euros, de los que el 30% iban destinados a la red convencional.