Adriana LASTRA █ Vicesecretaria general del Partido Socialista Obrero Español

“Yo voy a ver a Guillermo Fernández Vara a desayunos informativos cuando viene aquí a Madrid, y habla con una pasión tal de su tierra, que dices que te apetece ir a vivir a Extremadura. Desde luego también es verdad que los socialistas donde más nos parecemos es en Extremadura y en Asturias, que nos llaman los asturmeños”.

Por Marciano Martín Castellano
y Pepe Blanco Blázquez
■ Sede nacional del PSOE. Calle Ferraz
MADRID

Se afilió a las Juventudes Socialistas de Ribadesella con 18 años, en 1998, siendo su secretaria general entre 1999 y 2004, cuando pasa a ser secretaria de Movimientos Sociales y ONG´s, y entre 2008 y 2012, secretaria de Política Municipal de la FSA-PSOE.
En las elecciones autonómicas de 2007 fue elegida diputada en la Junta General del Principado de Asturias por la circunscripción oriental, habiendo ejercido como portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Presidencia, Justicia e Igualdad en la legislatura. Fue reelegida en las elecciones autonómicas de 2011 y en las elecciones anticipadas de 2012.
Desde el 27 de julio de 2014 hasta octubre de 2016 fue secretaria de Política Municipal del PSOE, entre otros muchos cargos.
Tras haber sido reelegido Pedro Sánchez secretario general del partido en las primarias de 2017, en el Congreso celebrado con posterioridad, Lastra fue nombrada vicesecretaria general y mano derecha de Sánchez.

–Comencemos hablando de un tema candente hoy día, las pensiones. ¿Cómo está afrontando el PSOE este tema?
— Es verdad que el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya preveíamos que el boom de las jubilaciones de la generación del baby boom, iba a ser muy grande, y por eso en aquella época los ministros socialistas ya dejaron una hucha para las pensiones de 67.000 millones de euros. Lo que ha sucedido es que el PP a su llegada al Gobierno, hace una reforma del sistema público de pensiones, en el que hace volar por los aires el pacto de Toledo, en el que se aprueba ese índice de revalorización del 0,25% y ese factor de sostenibilidad, que no es más que un factor de empobrecimiento.

— ¿Y qué han propuesto ustedes desde el PSOE?
— Nosotros dijimos que teníamos un plan para salvar ese Sistema Público de Pensiones, que era derogar la Reforma Laboral para que suban los salarios y por tanto las cotizaciones, hacer que deje de pagar la Seguridad Social cosas que no tiene que pagar, como son las exenciones y las bonificaciones a los empresarios, luchar contra el fraude, en este caso al de la Seguridad Social, que lo hay y mucho, y también hablábamos de poner impuestos a la banca y a las grandes empresas, entre otras iniciativas.

— El Gobierno actual invierte en pensiones un 11% del PIB y en la Unión Europea está en un 15%. ¿Esto por que es?
— –Bueno, porque ha hecho una reforma en el año 2013 del Sistema Público de Pensiones que lo que ha hecho es que no suban las pensiones como sube el nivel de vida, en este caso como sube el IPC, mientras que en los países de nuestro entorno sí, las pensiones son más altas, y las pensiones suben todos los años conforme al IPC.

— ¿Y ahora por qué ha cambiado Rajoy su idea y las sube?
— Creo recordar que hubo un pleno monográfico sobre el Sistema Público de Pensiones, y allí fue cuando Mariano Rajoy dijo que no podíamos engañar a la gente, que era imposible subir todas las pensiones conforme al IPC. Pero es que dos meses después de ese pleno nos encontramos que con una negociación presupuestaria con el PNV, suben todas las pensiones, algunas conforme al IPC y otras el 3%, y que conste que estamos conformes con que suban todas las pensiones. Pero lo que no se puede hacer es mercadear con los pensionistas y con las personas que más lo necesitan.

— Se calcula que con los copagos farmacéuticos el Gobierno ha recaudado 5.000 millones de euros. ¿Donde ha ido ese dinero público?
— Donde ha querido, pero desde luego en lo social no. Es verdad que el montante de lo que se ha llevado el Estado de copago o repago farmacéutico es de unos 5.000 millones de euros, pero eso no va ni a los mayores, ni a través de las pensiones.

— ¿Qué proponen para cambiar el Sistema Público de Pensiones y la Reforma Laboral?
— Para salvar el Sistema Público de Pensiones, lo importante es que la gente cotice y cotice bien, porque las pensiones dependen de las cotizaciones, por eso hay que acabar con la Reforma Laboral, porque lo que han hecho es precarizar los trabajos en este país, y por lo tanto hay que acabar con esa reforma laboral. Entre otras cosas, ahora estamos debatiendo en el Congreso de los Diputados en una comisión, la derogación de algunos artículos de la Reforma, como por ejemplo el que tiene que ver con las subcontratas, el que tiene que ver con las kellys o lo que tiene que ver con la prevalencia de los convenios de empresa por encima de los convenios de sector, que eso también hace que se precarice muchísimo el trabajo, es decir, que lo que hay que hacer es derogar esa reforma laboral, y hacer un nuevo estatuto de los trabajadores de la mano de los sindicatos de clase, vamos de los agentes sociales.

— ¿Y qué más?
— Después hay que modificar todo lo que tiene que ver con la Seguridad Social, me refiero a sacar de la caja única de la Seguridad Social todo lo que no tiene por qué pagar la seguridad social, que estimamos que son unos 2.000 millones al año, y estimamos que subir las pensiones el IPC este año 2018 eran unos 1.600 millones.

— Vamos a ir entrando en la parte interna del PSOE, ¿Cómo se encentra ahora la institución tras la nueva reelección de Pedro Sánchez?
— Nosotros somos un partido con 139 años, que cumplimos hace nada, y son 139 años convulsos, porque este es un partido muy vivo y dinámico, donde, además, este partido es tan grande, tiene tanta gente y cabe tanta gente, que cualquiera se puede sentir representado por él. Lo pasamos muy mal, fue un año muy duro, pero después de todo lo que paso, y que Pedro ganara las primarias de forma incontestable, pues todos los compañeros que no habían apoyado a Pedro lo asumieron, en este caso con elegancia.