Ernesto AGUDÍEZ
█ Presidente de la Mancomunidad
del Valle del Jerte

–¿Qué tipo de políticas están desarrollando ahora de cara a los próximos años en la mancomunidad?
— Lo primero que estamos haciendo es coordinar criterios con los organismos y administraciones de la comarca, sobre todo con el grupo de acción local Soprodevaje y con el sector empresarial para temas de desarrollo económico. También estamos trabajando para que la Fiesta del Cerezo en Flor sea de Interés Turístico Internacional. Mejorando los Servicios Sociales de Base, la dinamización deportiva y la erradicación de los residuos sólidos.

— ¿Qué pretenden con la declaración Internacional de la fiesta del Cerezo en Flor?
— Lo primero es aumentar el turismo en la comarca y los servicios. Con la nueva declaración intentaremos atraer a más turistas, sobre todo del extranjero. Para ello queremos poner en funcionamiento nuevos proyectos empresariales y aumentar las calidades de nuestros establecimientos hoteleros. En la actualidad recibimos todos los años entre 50.000 y 100.000 personas en estas fechas, pero la cifra se puede triplicar con la declaración internacional. Es un proyecto ambicioso pero lleno de mucho futuro y de grandes expectativas económicas.

— ¿De dónde esperan sacar los dineros para estos proyectos?
— Estamos ahora informándonos de los futuros fondos europeos, para ello hemos enviado a Bruselas a nuestros técnicos con el fin de recabar información para candidatar a los programas. Tenemos más de 30 proyectos pensados, pero también sabemos que algunos no reúnen la condiciones de la U.E., por eso todavía no queremos hacerlos públicos. Pero están relacionados con la agricultura, la naturaleza, el turismo y el desarrollo sostenible. Hay en la comarca todavía muchos recursos que tenemos que comercializar y mejorar el hábitat de nuestros bosques, para poder comercializar sus productos.

— ¿El Valle del Jerte es una comarca muy agrícola, que están pensando hacer para continuar explotando este sector?
— Nuestro producto estrella es la cereza y la picota. Pero no podemos olvidar que otros productos como la castaña también se están empezando a comercializar muy bien y tiene buenos márgenes económicos. También estamos pensando sembrar más castaños y robles para la explotación, pero en pequeñas parcelas. Algunos proyectos los tenemos unidos a la comarca vecina de La Vera.

— ¿Están trabajando también en los regadíos?
— Sí. Es otro de nuestros proyectos, a pesar de tener mucha agua en la comarca, no tenemos sitio para el almacenaje, por eso estamos diseñando con la ayuda de la Junta de Extremadura unos nuevos regadíos.

— Me hablaba antes de la agricultura y el turismo. ¿Qué repercusión económica tienen en la economía familiar?
— Es un poco difícil decirlo con exactitud, pero la agricultura tiene un peso del 70% y el sector servicios, donde incluimos el turismo el 30%. Pero todavía queda mucho por hacer en el Valle del Jerte.

— Para poder dinamizar la comarca de norte a sur necesitan tener terminada la nueva N-110…
— Así es. Se está trabajando, pero las perspectivas que se barajaron hace meses, con la visita de la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, no se están cumpliendo, vamos más lento de lo normal. Esperemos que con el nuevo ministro las obras se reactiven y concluyan pronto.

— ¿Queda todavía mucho por hacer?
— Bastante. El tramo entre Tornavacas y el límite con Ávila está todavía sin proyectar. Lo que todavía no nos permite saber por dónde va el nuevo trazado. Otra vía de comunicación que queremos ampliar y ya es un compromiso de la Junta de Extremadura, es la ampliación de la vía entre la agrupación de Cooperativas, Vasdastillas y Cabrero. Es importante para la unión de los pueblos y para acceder a los servicios Sanitarios.

— ¿En qué situación está el Palacio del Cerezo?
— Hay una partida de 226.000 euros para continuar con las instalaciones, una vez concluidas tendremos que dotarlas de contenido durante todo el año. Puede ser una nueva fuente de ingresos para la comarca.

— Algún proyecto estrella…
— Tenemos varios, pero el más importante ahora es hacer de la comarca un destino inteligente, ahora se está haciendo con las ciudades y nosotros apostamos por hacerlo aquí.