Continúan los vertidos en forma de espuma al río Tormes y el Ayuntamiento sigue sin dar soluciones ni ofrecer explicaciones convincentes.

Casi año y medio después de la denuncia efectuada por el Grupo Socialista en el Consistorio los vertidos en forma de espuma al río Tormes continúan a día de hoy, tal y como muestran las fotografías que acompañan esta nota de prensa, y se sigue sin saber su procedencia, el origen y contenido, y sus consecuencias.

El equipo de gobierno municipal en el Ayuntamiento de Salamanca encabezado por Mañueco sigue sin dar respuesta ni solución alguna a los vertidos que en forma de espuma siguen apareciendo, tal y como muestran las fotografías tomada hoy y que acompañan esta nota de prensa, en el río Tormes a su paso por Salamanca.

El Grupo Municipal Socialista lleva denunciando casi un año y medio, desde febrero del 2016, ante la Comisión de Medio Ambiente del Consistorio salmantino este supuesto vertido y sin que el equipo de gobierno municipal aporte explicaciones convincentes en relación a la realización de análisis que determinen el origen, las causas y que se aclare de una vez por todas sí se  trata de un foco contaminante y las consecuencias que estuviera o hubiera estado trayendo al río y o a la flora y la fauna desde el punto de vista medioambiental.

Este sospechoso vertido viene detectándose de forma habitual, entre el Puente Romano y el de Sánchez Fabrés, casi siempre a primera hora de la mañana y ha sido puesto en conocimiento del equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco por enésima vez sin que hasta el momento se hayan puesto en marcha medidas que solucionen el problema y dando por única y repetida respuesta que su origen es proteico sin determinar si es tóxico o el lugar de procedencia en función de su composición para delimitar responsabilidades.

El Grupo Municipal Socialista vuelve a reiterar su denuncia ante esta nueva dejación y pasividad en la gestión por parte del alcalde Mañueco y su equipo de gobierno pidiendo los oportunos análisis por parte del Ayuntamiento que determinen de forma convincente el origen, la causa y la procedencia del vertido, a lo que se ha añadido la solicitud de un  informe sobre el estado y el funcionamiento de las depuradoras que vierten al río a su paso por Salamanca y que se sigan las recomendaciones que en relación a este vertido realizó el CIDTA, Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua, en su día.