Caminomorisco, 19 de mayo de 2021.

La consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García, ha resaltado durante la reunión informativa celebrada en el Centro Social de Caminomorisco que las ayudas destinadas a mejorar las condiciones de producción y comercialización de los productos de la apicultura han aumentado en un 70 por ciento.


La consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García

Este incremento presupuestario del Programa Nacional Apícola, aprobado por la Unión Europea durante el periodo transitorio de la nueva Política Agraria Común (PAC) que abarca 2021 y 2022, posibilitará que Extremadura aumente la financiación de las líneas de ayudas ya establecidas, así como la introducción de dos líneas de ayudas contempladas entre las ocho recogidas en el programa, y que hasta ahora no había sido posible subvencionar por falta de dotación presupuestaria.

De esta manera, se ha pasado de un presupuesto de 2,4 millones de euros a 4,3 millones, estando cofinanciado un 50 por ciento por la UE a través de FEAGA, un 25 por ciento por el Ministerio y un 25 por ciento restante por la Junta de Extremadura.

Aun así, la convocatoria saldrá por 2,4 millones, pero posteriormente se ampliará, hasta los 4,3 millones una vez que esté autorizada por la Conferencia Sectorial.

Además, se ha presentado el nuevo módulo de venta directa de miel, que permite con menor número de colmenas tener la consideración de Agricultor a Título Principal, lo que permite potenciar la venta directamente de la explotación y dotar de una mayor flexibilidad a los apicultores para el acceso a las ayudas para jóvenes agricultores y profesionales.

García ha resaltado que desde la Consejería se ha “trabajado con el sector intensamente, para ver sus necesidades. Como fruto de este trabajo, hemos modificado o establecido conjuntamente unas nuevas líneas de financiación, pero también hemos incluido mejoras en la asistencia técnica en la lucha contra agresiones y enfermedades de la colmena, en inversiones de la racionalización de la trashumancia”.