Begoña García destaca la excelente labor del Plan Infoex durante la época de peligro alto de incendios

 

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, ha señalado que durante la pasada campaña de peligro alto y medio de incendios forestales Extremadura ha logrado mantener ‘’a raya el grave problema de los fuegos’’, gracias a las actuaciones impulsadas por la Junta y el ‘’excelente’’ trabajo de todas las personas que conforman el plan Infoex.

Así lo ha trasladado durante su intervención, a petición propia, durante el pleno de la Asamblea de Extremadura donde ha reiterado que, no obstante, ‘’en la lucha contra el fuego hay factores que podemos controlar y circunstancias que en ocasiones se escapan a nuestro control’’. Por ello, a su juicio, ‘’la lucha contra los incendios forestales es un asunto de la máxima prioridad para toda la sociedad, y por ello, debemos ir adoptando medidas para combatirlo entre todos y todas’’.

En cuanto a actuaciones impulsadas, la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio ha destacado la inversión en este año de algo más de un millón de euros en diversas obras de mejora en torres de vigilancia, mejoras de cocheras y bases para helicópteros, entre otras. Y para el próximo año, ha anunciado la inversión de más del millón de euros en obras de mejora que incluyen además una reforma profunda del COR de Cáceres.

Asimismo, ha recalcado el continúo trabajo de la Junta para las mejoras en infraestructuras; las mejoras legislativas, con la modificación de la ley de prevención y lucha frente a incendios y caminos de evacuación, así como la mejora de las condiciones laborales del personal del plan Infoex. Begoña García ha incidido en la necesidad de impulsar múltiples iniciativas bajo el denominador común de ‘’nueva política forestal, útil frente al cambio climático y para la lucha contra los incendios’’.

En cuanto a la prevención de incendios como eje de la política forestal extremeña, la consejera ha precisado que se basa en la prioridad en la prevención en la interfaz urbano forestal, el fomento de la discontinuidad de las masas forestales para conseguir masas en mosaico y el apoyo a la recuperación de la gestión de los terrenos forestales.

DATOS

Durante la época de peligro alto de incendios han ardido 5.410 hectáreas (en 607 incendios) en la región, mientras que el pasado año, en 2016, ardieron 6.041. Por tipo de vegetación han ardido 648 hectáreas de monte arbolado, 416 de monte abierto, 1.702 de matorral o monte bajo, 2.188 de monte no arbolado, 642 de dehesa, 1.991 de pastizal y 12 hectáreas de zonas húmedas.

Los incendios más importantes en territorio extremeño tuvieron lugar en Calzadilla el pasado 24 de junio, fuego que arrasó 606 hectáreas, otro en los términos municipales de Calamonte y Arroyo de San Serván, el 14 de julio, que afectó a 458 hectáreas, y el que se declaró en Cañaveral el 19 de junio, donde se quemaron 345 hectáreas.