La Consejería de Cultura y Turismo edita una guía práctica para la protección de bienes de patrimonio cultural ante la paulatina reapertura tras el confinamiento

La ‘Guía para la Protección de Bienes Muebles e Inmuebles tras el Confinamiento’ ofrece información y pautas a seguir para afrontar el periodo de desescalada y la próxima reapertura de lugares y bienes patrimoniales de la Comunidad, en condiciones de seguridad para los trabajadores, visitantes y usuarios, garantizando su conservación.

La Consejería de Cultura y Turismo ha considerado necesario elaborar esta ‘Guía para la Protección de Bienes Muebles e Inmuebles tras el Confinamiento’ como un paso más  tras las primeras recomendaciones para hacer compatibles las operaciones de desinfección de espacios con la protección de los bienes culturales y patrimoniales,  ante la situación de pandemia sanitaria y la obligada necesidad de frenar la contaminación vírica.

En la actualidad, ha comenzado un periodo de reapertura paulatina de actividades que también llegarán a los sitios de interés patrimonial y que requieren pautas para compatibilizar la protección de las personas y su conservación. El inicio de las actividades obliga a seguir nuevas pautas de actuación, hábitos de uso, de limpiezas y protocolos.

Existe una gran variedad de información, a menudo confusa que no está dirigida específicamente al patrimonio cultural, con nuevos sistemas de desinfección, que pueden suponer riesgos para la diversidad de materiales. Es necesario, por tanto, que las instituciones culturales ofrezcan información clara y precisa de cómo actuar sin que el patrimonio cultural se vea afectado y qué normativa y recomendaciones elaboradas por organismos oficiales se deben seguir en el caso de los sitios y edificios patrimoniales.

Objetivos

El periodo de desescalada es una etapa en la que hay que extremar las precauciones y poner en funcionamiento protocolos estrictos, encaminados a seguir reduciendo la transmisión del virus y el contagio, labor que, en buena medida, depende de la responsabilidad de todos. Teniendo esto en cuenta, la guía tiene un doble objetivo, por un lado ofrecer pautas e ideas que contribuyan a mejorar la seguridad de los trabajadores, visitantes, colaboradores y usuarios de estos enclaves de interés patrimonial, aportando, a la vez, las recomendaciones de los organismos gubernamentales y autonómicos. Por otro lado, pretende que todas las acciones que se lleven a cabo, no supongan riesgo o daños colaterales para el edificio o sitio mismo, así como a las colecciones u ornamentaciones que albergan, garantizando así, su mantenimiento y preservación.

Esta guía de uso está dirigida a los custodios, colaboradores y usuarios del amplio patrimonio en Castilla y León, que es muy heterogéneo y se encuentra ubicado tanto en ciudades, como enclaves rurales o aislados en contextos forestales, englobando desde grandes conjuntos a otros elementos que, aunque modestos no son menos importantes para entender la herencia cultural de la Comunidad. Se trata de sitios de innegable interés y valor cultural que, a menudo, no cuentan con recursos ni con personal para afrontar este nuevo reto. Por ello, esta guía da pautas e ideas sencillas de fácil aplicación y facilita contactos, para que puedan recurrir a un asesoramiento pormenorizado.

La ‘Guía para la Protección de Bienes Muebles e Inmuebles tras el Confinamiento’ se puede obtener en el portal de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León  Patrimonio Cultural y se distribuirá a grupos de interés como la Federación de Municipios y Provincias y Obispados, entre otros.