Rémi Cavagna (Deckeunick-Quick Step) se anotó la intensa 19ª etapa de La Vuelta 19. El ciclista francés, conocido como ‘el TGV de Clermont-Ferrand’, remató a la perfección una fuga de una decena de corredores que se destacó al inicio de la jornada y de la cual fue el único superviviente en meta. Sólo 5” le separaron del pelotón, que llegó encabezado por Sam Bennett (Bora-Hansgrohe) y Zdenek Stybar (Deceuninck-Quick Step). El gran grupo vivió una intensísima jornada a causa del viento y de una montonera que descolgó durante casi 20 kilómetros a Primoz Roglic (Jumbo-Visma). El esloveno, sin embargo logró volver al pelotón y superar unos abanicos posteriores para renovar La Roja en vísperas de la definitiva etapa de mañana, alta montaña con meta en la Plataforma de Gredos.

A las 13:40, 156 corredores demarran la decimonovena etapa de La Vuelta 19, que cubriría 165,2 kilómetros entre Ávila y Toledo. Prácticamente de salida se afrontaba la subida al Alto de la Paramera (3ª, km 13) y fue en sus primeras rampas que se destacaron Silvan Dillier (AG2R La Mondiale), Shane Archbold (Bora-Hansgrohe), Domen Novak (Bahrain-Merida), Rémi Cavagna (Deceuninck-Quick Step), Lawson Craddock (EF Education First), Bruno Armirail (Groupama-FDJ), Tsgabu Grmay (Mitchelton Scott), Ben O’Connor (Team Dimension Data), David de la Cruz (Team Ineos), Nikias Arndt (Team Sunweb) y Peter Stetina (Trek-Segafredo). Archbold se cortaría antes de la cima, que franqueó primero Armirail. La escapada contó con el visto bueno del pelotón y su ventaja creció rápidamente hasta rayar los 3’35” en el kilómetro 40 de etapa.

Montonera y susto

La carrera discurría en calma chicha, aunque azotada por rachas de viento y lluvia, cuando una montonera asoló al pelotón al paso por Escalona, en torno al kilómetro 98 de competición. Corredores como Tony Martin (Jumbo-Visma) o Marco Marcato (UAE Team Emirates) fueron los más afectados y se vieron abocados a la retirada. El portador de La Roja, Primoz Roglic (Jumbo-Visma), y el vigente maillot blanco, Miguel Ángel López (Astana Pro Team), se vieron implicados en la caída junto a gran parte de sus compañeros. Movistar Team asumió la cabeza del primer grupo de lo que antes había sido un pelotón, demarrándose así una intensa caza donde estaba en juego la general de La Vuelta 19. Después de 16 kilómetros, el conjunto telefónico levantó el pie y se produjo la fusión del pelotón.

Cavagna resuelve

El pelotón vivió un nuevo momento de tensión con un abanico en el que de nuevo se vio cortado Roglic, quien se había quedado con solamente dos compañeros a su lado. No obstante, rápidamente se restableció la situación de paz y caza de los escapados. Faltaron a la postre cinco segundos para consumarla, toda vez que la cabalgada que Cavagna inició a 25 kilómetros de meta se demostró incontenible incluso para los equipos de los velocistas.