El paro baja en 12.200 personas y se crean 5.500 empleos en el año 2020 en Extremadura en un año muy complicado por la pandemia sanitaria

Mérida, a 28 de enero de 2021.

CCOO valora el impacto positivo que han tenido en Extremadura las diferentes medidas acordadas entre los agentes sociales y el Gobierno para evitar que la pandemia sanitaria se convirtiese en una sangría en el empleo y en desprotección social y apela a profundizar en esta línea en cuestiones como el salario mínimo, las pensiones o la derogación de la reforma laboral.

El año 2020 se ha cerrado para la región con un descenso del paro de 12.200 personas y con 5.500 empleos más, algo impensable si se hubieran impuesto medidas de recortes y limitación de derechos como las que se tomaron en la crisis financiera por parte de los gobiernos de derechas.

Desde CCOO se considera además que es fundamental que Extremadura maximice el aprovechamiento de los fondos de reconstrucción provenientes de la Unión Europea con inversiones que fomenten la innovación, la investigación, las infraestructuras y el empleo de calidad y contribuyan a modernizar el tejido productivo regional.

En cualquier caso, CCOO entiende que el Gobierno ha de cumplir su compromiso de derogar la reforma laboral para lograr más estabilidad en el empleo, limitar los abusos en los despidos, regulación la subcontratación y recuperar el valor de la negociación colectiva.

Los sindicatos de clase han organizado una movilización el próximo 11 de febrero en toda España, en el caso extremeño en Badajoz, para exigirle al Gobierno que cumpla con esta promesa y para reclamar un incremento del Salario Mínimo Interprofesional y se refuerce el sistema público de pensiones.

Datos del cuarto trimestre de 2020

En el último trimestre del año 2020 el empleo ha caído en 1.100 personas en relación al trimestre del año anterior, lo que supone una pequeña disminución. Si bien, es verdad que tradicionalmente en nuestra región este último periodo del año no es bueno para el empleo, este año la comparación es totalmente atípica por todos los efectos que está produciendo esta pandemia. Gracias fundamentalmente a los ERTEs se están controlando los efectos adversos que se hubieran producido de no disponer de esta herramienta.

De esta forma, el año termina con un total de 386.400 personas ocupadas en la región, un 0,29 por ciento menos que el trimestre anterior.

Por sectores, el empleo subió en la construcción y en servicios en 4.500 personas y disminuyó en el resto de los sectores en 5.600

Por sexo, la perdida ha afectado de manera diferente a hombres que a mujeres ya que la ocupación masculina ha disminuido en 5.000 hombres mientras que en las mujeres ha aumentado en 3900 mujeres, esto es debido a la contratación en el sector servicios que suele aumentar en las fechas de las navidades y ha supuesto un aumento en este trimestre de 6.800 personas

La población activa se sigue manteniendo prácticamente igual que el trimestre anterior, aumentando en 1400 personas (0,28%)

Por otro lado, el paro alcanzó la cifra de 104.700 personas, lo que supone 2500 parados más que el trimestre del año anterior (2,44%). La desagregación por sexo nos muestra que el paro en las mujeres aumentó en 3.500 personas y aunque esto pueda parecer contradictorio porque había aumentado la ocupación en las mujeres, esto ocurre porque aumenta el número de mujeres que se han puesto a buscar empleo activamente en este último trimestre, unas 7.400 mujeres más. En lo referente a los hombres disminuye en 1.000

De esta manera, la tasa de paro se sitúa en 17,22 por ciento en hombres y en el 26,09 por ciento en las mujeres, apreciándose un pequeño aumento en las mujeres

Datos interanuales

La variación anual de las distintas magnitudes, muestra que las cifras de ocupación han incrementado en un 1,44 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior lo que se traduce en 5.500 personas más, situando este cómputo en 386.400 personas.

Por sexo, aumenta la ocupación en las mujeres en 8600 personas mientras que disminuye en los hombres en 3100. Por sectores el empleo subió en el sector servicios en 6800 personas y en 7.800 en la construcción, sin embargo, baja en 3.000 en la agricultura y 6.100 en industria

Si observamos el número de parados ha disminuido en 12.200 personas, siendo la disminución en los hombres de 7.500 personas y en las mujeres de 4.700. También vemos que 6.700 personas han dejado de buscar activamente empleo.

Respecto al empleo asalariado, se produce un aumento respecto al trimestre del año anterior aumentando en 5.200 asalariados más, siendo este aumento propiciado por las mujeres que ha aumentado en 5800 personas mientras que en los hombres disminuyó en 700. Este aumento se produce en el sector privado que aumenta en 8.300 personas ya que en el público ha disminuido en 3.100 En el cómputo anual se produce un incremento de 10.900 personas siendo 9.300 personas mujeres, Dándose este aumento principalmente en el sector privado.

Si desagregamos los datos en función de la temporalidad en la contratación, observamos que la contratación aumentó en 10.900 siendo 8.600 temporales y 2300 indefinidos siendo principalmente este aumento en las mujeres que fue en total de 9300, por lo que vemos que siguen aumentando los contratos precarios en relación a los contratos indefinidos.

Por último, también hay que destacar, que el paro de larga duración (más de un año en búsqueda de empleo) ha disminuido a mayor ritmo que el paro total. En concreto, se alcanza la cifra de 48.300 personas en la región.

EPA IV TRIMESTRE 2020

POBLACIÓN MAYOR DE 16 AÑOS

Fuente: elaborado por el Gabinete Técnico de CC.OO. Extremadura a partir de datos de la EPA