Charo Cordero visita la región fronteriza Dominicana-Haitiana, donde se trabaja por la seguridad alimentaria de sus habitantes

FELCODE, JARCARAFE y la Fundación Caja Badajoz han desarrollado un proyecto en torno a las miles de personas desplazadas tras el terremoto de Haití, logrando un sistema agroecológico sostenible

La presidenta del Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo (FELCODE) y de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, en su viaje de trabajo a la República Dominicana, ha visitado la denominada comunidad de Los Algodones, en la Región Fronteriza Dominicana-Haitiana, para conocer de primera mano el programa que se ha venido desarrollando tras el terremoto de 2010 en Haití y que desplazó a miles de personas, “unas lograrían traspasar la frontera y otras han permanecido en comunidades fronterizas haitianas, convirtiéndose en una zona de altísima vulnerabilidad, caracterizada por la pobreza, la inseguridad alimentaria y el subdesarrollo”, ha explicado la propia presidenta.

El proyecto “Garantizando la seguridad alimentaria de personas desplazas a la zona de frontera tras el terremoto” ha sido desarrollado, de 2015 a 2017, por FELCODE y su socio local en la República Dominicana, JACARAFE, con fondos de la Fundación Caja de Badajoz, un proyecto con el que se ha conseguido un importante incremento en la producción de alimentos a través de un sistema agroecológico.

Las personas beneficiarias han sido los habitantes de la comunidad de Los Algodones, a quienes se quería proveer de seguridad alimentaria tras el terremoto. Para ello, se han mejorado las condiciones de acceso a alimentos a través de la introducción de un sistema agroecológico medioambientalemente sostenible en la comunidad de Los Algodones, cuyos puntos más visibles han sido: la instalación de un sistema de captación de agua mediante bombas malacates, el desarrollo de un sistema productivo agroforestal económica y ambientalmente sostenible y la formación y capacitación de las organizaciones comunitarias para una correcta gestión de la producción agrícola, la conservación de las semillas y la comercialización de productos, entre otros.

Así, se ha conseguido un importante incremento en la producción de alimentos en el entorno de la comunidad que, unido al abastecimiento de agua potable a través del sistema de bombas, ha llevado a una mejora clara en la salud de las personas que viven en Los Algodones.

Esta tarde, la presidenta visitará La Isabela, la primera ciudad del Nuevo Mundo, y mañana viernes, está prevista su asistencia a unas jornadas sobre Ecoturismo en el Distrito Municipal de Paradero.