Comienzan los trabajos de la UME para la limpieza del camalote en el río Guadiana a su paso por Badajoz

 

• Más de un centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencia han comenzado hoy sus trabajos en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Guadiana

• La delegada del Gobierno les ha dado la bienvenida y ha mostrado su agradecimiento y satisfacción por su participación en los trabajos de la eliminación de la planta invasora.

 

 

 

Más de un centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, 122 en total, participan desde esta mañana en las labores de retirada y limpieza del camalote en el río Guadiana a su paso por Badajoz. En concreto, los trabajos de la UME, que se desarrollan en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y la Delegación del Gobierno, tienen lugar bajo el puente de la autovía A-5 y se desarrollarán hasta el límite de la frontera con Portugal.

Así lo ha explicado hoy la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, que visitó el lugar donde han dado comienzo los trabajos junto al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda, el teniente coronel de la UME, Juan Esteban Rodas y la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal.

“Es un trabajo que se va a desarrollar desde el puente de la autovía hasta el límite de la frontera con Portugal, pero que sólo es el inicio puesto que va a continuar por todo el río para frenar el avance de la invasión e impedir su entrada en Portugal”, declaró la delegada durante la visita.

Asimismo, García Seco detalló que el operativo procede de distintos batallones de la UME dado que es un operativo nacional que trabajará en distintos periodos y sitios de acuerdo con las necesidades que vayan surgiendo de esta operación.

“La idea es trabajar intensamente junto con la CHG y los trabajos que ha contratado a la empresa pública TRAGSA para la limpieza integral de todo el río. No se terminará el trabajo hasta que el río no esté limpio de camalote”, declaró la delegada del Gobierno, quien apuntó la posibilidad de que los efectivos de la UME vayan aumentando según vaya siendo necesario “para que a finales de invierno el río esté limpio”.

García Seco advirtió asimismo que tan importante es esta fase como la siguiente que tendrá lugar una vez finalizada la actual y que consistirá en los trabajos de mantenimiento para impedir la expansión de la planta.

“Es una verdadera satisfacción poderles dar la bienvenida, agradecerles el interés que han tenido”, declaró la delegada en agradecimiento a la UME por su colaboración en este trabajo en el que dijo “estamos todos volcados, Gobierno, Confederación y Junta de Extremadura, coordinándonos para que sea lo más efectivo posible y para que todos los ciudadanos veamos el río limpio lo antes posibles”, concluyó.

Por su parte el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda, declaró que la colaboración de la UME se ha hecho “indispensable”. Asimismo, añadió que en el programa de actuación están todos coordinados, UME, equipos de TRAGSA y equipos propios de la CHG, por un responsable de la Confederación.

Explicó asimismo que para evitar la llegada del camalote a Portugal se ha elegido el lugar donde han comenzado los trabajos al tratarse de un punto clave y explicó que mientras la UME trabaja en esa ubicación, los trabajadores de TRAGSA, otras 120 personas aproximadamente, lo hacen en otras partes del río

También tomó la palabra el Teniente Coronel de Infantería, Jefe del Batallón de Intervención nº 1, Juan Esteban Rodas, que explicó que las “las Fuerzas Armadas han incorporado al dispositivo dirigido por la CHG un contingente de 120 personas y unos 60 medios entre ligeros, pesados y maquinaria de ingeniería”.

“Hemos incorporado un dispositivo que nos diese la máxima flexibilidad posible pues aunque no tenemos experiencia previa con la información de la CHG hemos diseñado un dispositivo formado pordos unidades de trabajo que combinan diversas capacidades: capacidades de maquinaria e ingenieros, capacidades de embarcaciones y manejo de barreras y personal y vehículos de apoyo para la extracción manual”, declaró el Teniente Coronel de la UME.

“Estamos empezando, iremos controlando la cantidad de planta que se extrae y a lo largo del tiempo iremos siendo capaces de medir nuestro rendimiento y saber qué volumen y superficie somos capaces de limpiar en el día, la semana o mes”, declaró preguntado por la cantidad de camalote diario que tienen previsto extraer.