En relación a los hechos sucedidos ayer en Cáceres, el PSOE de Extremadura manifiesta su rotunda condena ante todo tipo de violencia e insiste en que son momentos en los que los ciudadanos y las ciudadanas  debemos permanecer unidos.

Los socialistas y las socialistas extremeñas recuerdan que tenemos que unir nuestras fuerzas frente a un enemigo común que es el COVID 19.

Debemos de ayudarnos los unos a los otros para derrotar al coronavirus, poner fin a esta pandemia que afecta a todo el planeta e iniciar la recuperación económica y social del país.

No es tiempo de enfrentamientos sino de diálogo y cooperación entre españoles y españolas para comenzar cuanto antes la necesaria reconstrucción de nuestro país.