Condenado a tres años y tres meses de prisión por traficar con drogas en Cáceres

  • La Audiencia Provincial de Cáceres le condena además al pago de una multa de 5.000 euros.

La Audiencia Provincial de Cáceres ha condenado a tres años y tres meses de prisión y al pago de una multa de 5.000 euros a un acusado que se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes en la capital cacereña.

En concreto, indica la sentencia, el acusado se dedicaba a la venta de éxtasis, cocaína y marihuana y acudía a diversos establecimientos de ocio o bien se desplazaba a lugares convenidos con los compradores para su distribución.

En un dispositivo de vigilancia, el 21 de diciembre de 2018, tras constatarse que un establecimiento de la plaza de Albatros se llevaba a cabo venta y consumo de sustancias estupefacientes, se realizó un registro e identificaron al acusado.

En dicho registro, indica la sentencia, se le intervino una bolsita transparente conteniendo una pastilla de éxtasis de color rosa; un bote de plástico que contenía 1,35 gramos de marihuana, una caja metálica con siete envoltorios que albergaban speed, un teléfono móvil y 75 euros fruto de la venta de drogas.

Ese mismo día, se practicó una diligencia de entrada y registro en el domicilio del acusado debidamente autorizada por auto de la misma fecha, interviniendo sustancias como cocaína, speed, marihuana, y 31 pastillas de éxtasis, además de 2 básculas de precisión.

Asimismo, los agentes intervinieron en el domicilio varios botes de distintos formatos conteniendo cafeína, varios blíster de pastillas de paracetamol, bolsas de plástico con recortes, agendas y libretas con anotaciones de nombres y cantidades de dinero.

Una vez analizadas las sustancias por el laboratorio se ha constatado que estas hubiesen alcanzado el valor de 3.572 euros en el mercado ilícito.

La Sala señala que el acusado era adicto al consumo de drogas de abuso, y que las financiaba con las ganancias obtenidas de su reparto a terceros, presentando consumo moderado de cocaína y anfetaminas, y alto de cannabis. La sentencia, dictada en conformidad, es firme y contra la misma no cabe recurso.