Eduardo Béjar Martín. Diputado regional

En Extremadura se ha iniciado una nueva legislatura, la décima, una legislatura donde la estabilidad y la seguridad están aseguradas, ya que la ciudadanía respaldó mayoritariamente al PSOE en las elecciones del pasado 26 de mayo.
En tiempos donde el acuerdo es tan insólito como encontrarse un lince en nuestros bosques, la estabilidad y la seguridad permiten desarrollar los compromisos electorales comprometidos, permiten atraer inversiones, así como poner en marcha nuevos retos y políticas públicas.
Algunos grupos políticos tienden a universalizar, entre la población, el pesimismo, el desánimo, todo parece estar mal, todo se censura, todo se reprocha y todo tiene como culpable a otro partido político, al parecer no estamos en el momento de la asunción de responsabilidades. 
Tras la mayoría electoral que la ciudadanía extremeña otorgó al PSOE en Extremadura, pareciera que para algunos no hubiese cambiado nada, siguen en el discurso execrable, sin reconocer ninguna virtud al partido que consiguió la confianza mayoritaria de la ciudadanía. 
Debería ser tiempo de reconocer las medidas políticas bien realizadas, de aportar para mejorar, en lugar de censurar permanentemente la acción de gobierno. Deberíamos pensar más en cómo sacar lo mejor de cada uno de nosotros, en encontrar los puntos de encuentro y reconocer las políticas públicas acertadas, en lugar de buscar siempre los puntos de conflicto y lo que nos separa.
Por ello considero necesario felicitar a la Consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, y a todo su equipo, por sus compromisos públicos que marcarán las líneas de actuación de la Consejería en los próximos cuatro años. Puesto que no es fácil encontrar servidores públicos que arriesguen, propongan cambios y afronten nuevos retos.
Además, trabajando desde el diálogo, la transparencia y la participación, como en la puesta en marcha de leyes tan relevantes, la pasada legislatura, como la LOTUS, la modificación de la Ley de caza, la Ley de Cooperativas, la Ley de espectáculos públicos, la Ley de protección civil y emergencias o la Ley de coordinación de policías locales. 
En esta legislatura la Consejería de Agricultura ha demostrado que quiere comprometerse con las extremeñas y extremeños, en materia agrícola, fomentando la producción ecológica, mejorando los programas sanitarios en las explotaciones ganaderas, impulsando el sector caprino, simplificando los cambios de cultivo, luchando contra el cambio climático, aumentando los seguros agrarios, creando el observatorio de precios agrícolas, favoreciendo el relevo generacional, apoyando a las cooperativas, luchando contra la despoblación, modernizando los regadíos e impulsando los nuevos…
En materia forestal, elaborando un plan forestal de Extremadura, regenerando las dehesas, fomentando la discontinuidad de las masas forestales, avanzando en el proyecto MOSAICO, realizando trabajos preventivos en terrenos forestales privados, apoyando un plan estratégico de caza y de pesca, diseñando un plan de pantanos…
Y en materia de urbanismo y emergencias, desarrollando la nueva Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo Sostenible de Extremadura, subvencionando la redacción de Planes Generales Municipales, desarrollando la Agenda Urbana, modernizando el 112…
Es del todo recomendable no generar tanta frustración en la ciudadanía, trabajemos conjuntamente para ilusionarla, para mejorar su día a día, para proponer nuevos retos, para favorecer la confianza y la autoestima, para poner las bases sólidas de progreso y prosperidad que esta tierra y su gente trabajadora, solidaria y hospitalaria se merece.