“Yo soy muy optimista sobre el periodismo, siempre y cuando el periodismo se reconozca por la sociedad”

Daniel Gavela █ Director de la Cadena Ser y periodista

Por Marciano Martín Castellano y Pepe Blanco Blázquez
Sede de la Cadena Ser  ■  MADRID

“La credibilidad es lo único sobre lo que tiene que afianzarse el periodismo en un futuro, y esa credibilidad se hace tanto más necesaria cuantas más noticias falsas circulen por la red. Soy optimista con la Ser, la veo como el medio de comunicación más importante de España“

Daniel Gavela, director general de la Ser con Marciano Martín, director de La Aldaba.

–La Cadena Ser lleva 25 años siendo líder de audiencia en todas las franjas, ¿qué ha hecho para mantenerse tanto tiempo?…
— Hemos trabajado mucho, la Cadena Ser ha sido líder no solo estos últimos 25 años, ha sido líder en muchos momentos de su vida. Tiene una historia de liderazgo continuado. Es verdad que hace 25 años hubo un momento en que la cadena Cope en un GM concreto, pasa a la Ser por una pequeña ventaja de audiencia, y nosotros estábamos trabajando ya las bases de una nueva programación y de una nueva estructura programática en la Ser, y la verdad es que fue la única y la última vez que la cadena Cope pasó a la Ser. A partir de ahí la Ser inició una progresión desde los 2,8 millones que era lo que teníamos en ese momento, y llegamos a tener 5,7 millones, que es la audiencia record de toda la radiodifusión española. No solo conseguimos eso, sino que conseguimos que el liderazgo fuera las 24 horas del día, que creo recordar que nunca lo había tenido ninguna cadena desde que existe el FM, nunca ninguna cadena había ganado las 24 horas del día.

— ¿Y qué hicieron?
— Se trabajó mucho y trabajar bien, y para mi trabajar bien es conectar con la calle y con la gente, yo creo que eso es la esencia, y ser profesionalmente honestos, que la gente te perciba con honestidad. Yo creo que otras cosas que han pasado, es que nosotros tenemos una radio muy seria, competitiva y muy buena, y tener en frente a gente como Luis del Olmo te hace ser mejor, porque tienes que ganarle, y hay que atarse los machos para ganar a la radio que lideraba Luis del Olmo, en algún momento hay que hacerlo muy bien, y eso a veces uno es lo que es por lo que uno hace, pero también por lo que te obliga tu competencia, y yo soy muy respetuoso con la competencia.

–¿Se puede decir que la Ser se empieza a consolidar tras el 23F?
–No, la Ser tiene una historia muy exitosa desde mucho antes, en los tiempos de la radio comercial, cuando no era posible hacer información. La Ser era una máquina de talento, por aquí pasaban los Bobby Deglané, por simbolizarlo en él, pero toda una escuela de grandes radiofonistas en los que la Ser era todo, era el gran entretenimiento de este país, no podía ser la gran información porque había que conectarse con el parte de RNE, pero hay décadas de una brillantez absoluta de la Cadena Ser.

— ¿Cómo era esa radio?
–La pena es que entonces en España no se archivaba, España era un país muy pobre, los recursos y los materiales radiofónicos eran escasos y muy caros, entonces se reutilizaban, y gran parte de aquella gran radio se ha borrado, no existe, está solo en la memoria de la gente. Cuando Vázquez Montalbán escribe un libro maravilloso que es la crónica sentimental de España, desgraciadamente tiene que escuchar la radio en los sentimientos de la gente, tiene que reconstruir la radio desde las emociones, porque queda muy poca radio sonora, hay muy pocos archivos sonoros de esa época, y él hace una crónica que tú la vas leyendo y te va sonando la radio todo el rato, es un libro maravilloso. Si uno quiere saber cómo era la radio y lo que la radio era para la gente en las décadas ominosas, en los años 50, 60 y casi los 70, ese libro es muy interesante, desgraciadamente no se puede oír en los archivos, se oye en la memoria de la gente que todavía recuerda.

-¿Una de las piezas claves de la Cadena Ser ha sido Iñaki Gabilondo?
–Eso sin duda, la reconstrucción de la Ser no hubiera sido de otra manera sin un personaje como Iñaki Gabilondo. A mí me parece que Iñaki es una de las figuras más importantes del periodismo, y es una fortuna que un medio como la radio tuviera la capacidad de retener ese talento, porque podía haber sido director del País, de lo que quieras, de RTVE, que en parte lo fue, pero a mí me parece que la radio es grande en la medida que es capaz de retener talento. La aportación de José María García al periodismo deportivo ha sido muy importante, y luego José Ramón de la Morena creo que produjo una renovación del género deportivo en la radio importante.

–¿Cómo vivió esa salida de José Ramón de la Morena de la Cadena Ser?
–Yo lo sufrí con mucha tristeza, porque es gente de esta casa, y para mí lo siguen siendo, aunque estén en otra casa. Se formaron aquí, se hicieron grandes aquí y siguen siendo grandes fuera, entonces uno la siente con cierta tristeza, pero a veces circunstancias empresariales obligan a que la gente tome otros caminos, y hay que respetarse. Habíamos formado un equipo impresionante, pero la gente tiene derecho a escoger su propio destino, sobre todo si hay circunstancias que hacen que no te encuentres bien, pero yo creo que el sello de la Ser lo llevan y ahí está.

 

Daniel Gavela y Pepe Blanco, en los estudios de “Hoy por hoy”.

 

–Acaba de salir un gobierno penalizado por una moción de censura, acaba de llegar un nuevo gobierno de izquierda, ¿cómo cree que pueden ser estos cambios, ahora que está la cosa aún muy turbulenta con lo que ha ocurrido, siendo la primera vez que triunfa una moción de censura en España?
–A mí me parece fantástico, podría haber sido de otra manera, pero hoy a mí me parece fantástico, y si tuviéramos que hacer un balance de circunstancias, hoy estamos mejor que ayer; no sé si mañana estaremos mejor que hoy, porque va a depender de que el gobierno este no defraude, sepa gestionar una situación difícil sin duda, pero hoy estamos mejor que ayer. Y te voy a decir porque, porque este es un país deprimido, pensábamos que teníamos que comernos la corrupción sin solución, osea que la corrupción estaba ahí y que no era penalizada socialmente, y eso llevaba a una cierta desazón como ciudadanos, la ciudadanía estaba muy mal, porque efectivamente has visto como se ha robado en unos tiempos, en los tiempos en que el dinero circulaba que parecía que no tenía fin, y se nos robó cuando las cosas estaban muy jodidas, y la gente tenía que ir a la calle, y los jóvenes no tenían trabajo y la gente de 45 años era despedida ya como inservible. Aquí ha habido un drama social impresionante, y mientras tanto había gente que robaba impunemente. Que unos tribunales de justician hayan podido condenar la corrupción y condenar al partido que es el gran responsable de ella, y soportando todas las presiones y venciendo todas las dificultades que se pusieron para que esa investigación no avanzara, pues yo creo que es una gran noticia, por lo tanto, es una gran noticia que los tribunales hayan actuado una de las instrucciones básicas del estado del derecho, ha demostrado que los ciudadanos pueden confiar en ella. Cuando llega la sanción penal de estos hechos y piensas que lo que corresponde es que alguien pague la factura política, lo que encuentras es que el presidente o el secretario general de ese partido no asume esa responsabilidad política. Podía haber dimitido, y yo creo que hubiera sido una buena solución, que el PP que era la fuerza política más votada podía haber tomado la opción de decir que asumía la corrección política que se deriva de esta sentencia y doy paso a otro candidato de este partido, pero eso no fue así, no sé porque y algún día me gustaría saber porque eso no fue así, y creo que hubiera tenido posibilidades a que el PP siguiera gobernando, pero se obstinaba en desoír, no solamente no asumen las sentencias, sino que empiezan a decir quese están malinterpretando, e incluso alardear que han sido colaboradores de la justicia cuando todavía suenan los martillazos en el ordenador de las cuentas, entonces ese partido no es capaz de asumir esa responsabilidad, y yo creo que el parlamento, otra institución básica del estado de derecho, ha demostrado que ha funcionado y ha sido capaz de hacer la corrección política que no fue capaz de asumir el propio partido. Eso me parece una noticia estupenda, porque es una noticia de que nuestra democracia, que esta acosada por la sociedad y muchos problemas, tiene unas instituciones que funcionan, y a mí eso me parece francamente bueno, y desde luego lo que si te digo es que tan legítimo es llegar al gobierno, en el caso del PP no ha llegado al gobierno por ganar unas elecciones, sino por lograr una mayoría parlamentaria que le ha permitido gobernar, y ahora en esta moción de censura se ha demostrado que no tiene esa mayoría parlamentaria para poder gobernar y la tienen otros, así de sencillo, y tan legítimo es la primera opción como lo es la segunda, por si acaso hay duda de esto.

Eso me parece una noticia estupenda, porque es una noticia de que nuestra democracia, que esta acosada por la sociedad y muchos problemas, tiene unas instituciones que funcionan, y a mí eso me parece francamente bueno, y desde luego lo que sí te digo es que tan legítimo es llegar al gobierno, en el caso del PP no ha llegado al gobierno por ganar unas elecciones, sino por lograr una mayoría parlamentaria que le ha permitido gobernar, y ahora en esta moción de censura se ha demostrado que no tiene esa mayoría parlamentaria para poder gobernar y la tienen otros, así de sencillo, y tan legítimo es la primera opción como lo es la segunda, por si acaso hay duda de esto.

 

Marciano Martín, Daniel Gavela y Gema Castellano, en los estudios de la cadena SER, en Madrid.

 

–¿Pasar a la oposición al PP le viene bien para que se reconstruya?
–Sin duda ninguna, pero también te digo que, si no se confunden y pierden una legislatura entera como perdieron cuando el 11M, se tiraron una legislatura entera pensando que le habían robado el Gobierno o el poder, cuando resulta que lo habían perdido por sus responsabilidades directas en el 11M. Yo creo que esta vez, si hacen una buena digestión, yo creo que es fantástico que se airee el PP, y es un partido fundamental para gobernar este país. Hay problemas muy graves de la sociedad española que necesita de cierta colaboración entre el partido que gobierna y el partido que está en la oposición. El PP es un partido que es fundamental para la vida política, estamos evolucionando hacia el poli partidismo, pero yo creo que habrá unos partidos hegemónicos, y fíjate que yo le veo más posibilidades de ser hegemónico a un PP rehecho que a Ciudadanos hoy por hoy, si hacen los deberes.

–Iñaki Gabilondo nos decía hace un años que el bipartidismo había sido bueno. ¿la sociedad va a ser capaz de un pluripartidismo en el gobierno…?
–Lo que es importante es el funcionamiento, que hay un sistema democrático que funcione, y puede ser bipartidista, tripartidista… En las últimas décadas en Europa ha tendido a ser gobernada por recambio de los dos partidos hegemónicos de la izquierda y la derecha, pero también en muchos países ha habido pequeños partidos que han ejercido de partidos bisagra, ha pasado en Alemania durante dos décadas, donde el partido liberal le daba unas veces el gobierno a los socialdemócratas y otras veces a la CDU. A mí me parece que es tan bueno el bipartidismo como el multipartidismo, lo que sí es que el sistema tiene que dar salida a canalizar las demandas sociales, es obvio que la irrupción de Podemos sobre todo tiene que ver con que una parte de la población se sentía desatendida desde la izquierda y sobre todo desde la derecha que estaba gobernando y que había generado esta situación social que había en España. Ciudadanos es difícil imaginárselo sin el eje de la tensión territorial, es producto de ella, pero también por esa vía se explica. Si el PSOE volviera a mostrar la capacidad que tuvo en la época de Felipe González de descubrir el centro derecha y el centro izquierda, y copar esa parte central de la sociedad española, pues yo creo que eso llevaría a una merma de Podemos, pero eso no es estable, y va a moverse según el país que estemos generando. Respecto a Podemos hay mucha gente que recibió a Podemos de uñas, y cuando asistías al movimiento que se generó en la primavera española en torno a esto, a mí me sorprendió que tardara tanto en recogerse políticamente, hubo gente que recibió a Podemos de uñas, y para mí, yo veía que era el camino o la vía para institucionalizar las protestas sociales, y en lugar de verlo como un desestabilizador de la situación política, y esa voz de la calle que nadie recogía, iba a llegar al parlamento y la íbamos a escuchar.La calle no es buena, trae muchos peligros, es buena para agitar, para presionar, pero vivir la política continuamente en las calles, eso es propio de populismos y de los regímenes autoritarios, y no es propio de una democracia, la democracia está para canalizar los conflictos y resolverlos pacíficamente.

–Entramos en una nueva era, la de Pedro Sánchez. ¿Qué opinión tiene del nuevo gobierno que acaba de formar Pedro Sánchez?…
–Una de las cosas es que uno no debe tener imágenes prefijadas sobre lo que sucede. Lo primero es que este hombre nos ha sorprendido, porque un hombre que no parecía tener ninguna opción como líder de llegar al Gobierno, ha llegado al Gobierno, y ha llegado a la secretaria general del partido demostrando que después de haber perdido dos veces, demostrando una gran capacidad de regeneración política. Ha ganado la moción y luego cuando le ha tocado formar gobierno, yo creo que ha formado un gobierno esplendido que nos has sorprendido a todos, y creo que no es un gobierno para la galería, sino con gente competente, ha pegado una revolución en el tema del género que es para quitarse el sombrero, entonces aparentemente son unas señoras muy competentes, por lo tanto, deberíamos esperar para juzgarlas por sus hechos. Ha sido muy polémico lo del ministro de cultura, porque es una persona que proviene del mundo de la televisión, todavía no sabemos porque ha elegido a este ministro, pero supongo que hay una idea, no debe ser una ocurrencia, luego veremos los resultados, y alguien tendrá que explicarnos porque se ha elegido a este ministro, y yo sin tener la explicación he pensado que la cultura no la genera el gobierno, un gobierno no hace la cultura, la cultura la hacen los intelectuales, los artistas, la gente que se dedica a ello, pues el papel de un ministro de cultura es posiblemente fomentar la cultura, distribuirla,… pero me parece bien, porque lo veo más cerca de la agitación cultural, pero me parece bien, porque lo que no va a hacer es darle más talento a Vargas Llosa, ni a Saura, pero puede escuchar a la gente que hace cultura y a la que demanda cultura… La Barraca fue un teatrillo subido en una camioneta que recorría España haciendo teatro, no sé si se le ocurrió a Lorca o a quien, pero la Barraca fue una acción de distribución cultural en una España empobrecida que llevaba el teatro a los últimos rincones de una España rural y analfabeta, y no podemos juzgar a la Barraca sino es por el resultado de agitación cultural que tubo para el país.

“Creo que Sánchez ha formado un Gobierno esplendido que nos ha sorprendido a todos”

–Vamos a hablar de nuestra profesión…
–Lo veo mal, eso no es periodismo, si me hablas de redes, eso no es periodismo, el periodismo es la información hecha y gestionada con criterios profesionales en sometimiento a unas reglas de la verificación, de la independencia y de la veracidad, y yo en ese sentido al periodismo lo veo bien. Yo soy optimista con la Ser, porque la veo como el medio de comunicación más importante de España y con mayor capacidad de integración social y territorial de este país, y esto es así porque en cualquier punto de la geografía de España donde pase algo, puedes tener un redactor profesional, sometido a unos procedimientos profesionales que se va a poner en ese sitio y te va a contar algo. Yo creo que la credibilidad es lo único sobre lo que tiene que afianzarse el periodismo en un futuro, y esa credibilidad se hace tanto más necesaria cuantas más noticias falsas circulen por la red. Por lo tanto, yo soy muy optimista sobre el periodismo siempre y cuando el periodismo se reconozca, y la crisis tiene que ver con esto, que hay una crisis de identidad del periodismo, no sabe qué pinta.

–¿Crees que va seguir sobreviviendo el papel…?
–Me da que lo tiene difícil porque los hábitos se cambian, pero da igual, porque el problema no es del soporte, a veces me dicen diarios digitales o diarios de papel, y yo creo que algunas de las bazofias más grandes en España están en el papel, es pura bazofia periodística, extorsionadores y periodismo a la medida, y no sé porque se ha establecido de que el periodismo digital es tal, pero sobre el papel se ha hecho mierda durante décadas y se sigue haciendo.
Yo creo que el buen periodismo lo hace el buen periodista, ya sea en la nube o en la televisión que no incluyen papel, es más, yo creo que los nuevos soportes tecnológicos lo que hacen es ampliar, hay sitios en vuestra tierra donde no llega la señal de la
Ser, y gracias a los nuevos soportes tu puedes escuchar a la Ser en un sitio donde no llega la señal terrestre. Las tecnologías son neutras, lo importante es el contenido, y el contenido depende de nosotros.

–¿Qué reto tienes para la cadena Ser?, ¿qué quieres cambiar o modernizar?
–Yo creo que la cadena Ser tiene que conectar con la gente, este negocio consiste en interesarte por la gente y contarle cosas interesantes a la gente, y quitarnos los prejuicios, no perder los puntos de avance de la sociedad, y luego te diría que poco más, tenemos que ser un instrumento para que este país progrese. Luego hay una condición muy importante de la radio que no tiene ningún otro medio como la televisión ni los periódicos, la radio tiene un poder de comunicación emocional con la gente que a veces a la radio no se le pide más que hacer compañía a la gente, hay horas en las que tienes que informar, horas en las que puedes entretener, y hay horas en las que la radio se le pide hacer compañía a la gente, con buena música, con buenas palabras, con buenos modos, escuchando, no solo diciendo, y esa faceta de compañía. Yo siempre he tenido la teoría de que una radio si la haces bien es para toda la vida, y digo que la fidelidad de un oyente con la radio dura más que los matrimonios, no hay divorcio si tú eres capaz de mantenerte actualizado en esa relación y no la defraudas, y yo creo que hay gente que mantiene más años de fidelidad a una radio que a su propia pareja.

 

Pincha y conoce más…