“Salamanca será una de las grandes beneficiadas con  la apuesta del Gobierno por el sector turístico al que destina una inversión de 3.400 millones de euros”

El diputado socialista David Serrada.

“El gobierno de España apuesta por un sector fundamental en la economía y el desarrollo de la provincia de Salamanca”, estas han sido las palabras pronunciadas por el diputado en el Congreso por el PSOE de Salamanca, David Serrada, en declaraciones públicas en nombre de los socialistas salmantinos, valorando el Plan de Modernización y Competitividad del sector turístico presentado por el Gobierno de España que contempla una inversión pública de 3.400 millones de euros en los próximos tres años.

Serrada confía en que esta medida, que ha sido dada a conocer en la reunión plenaria del Consejo Español de Turismo, CONESTUR, y que formará parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que tendrá un impacto estimado en el turismo de 44.000 millones de euros, “servirá para recuperar y reactivar el empleo en el sector del turismo en Salamanca”.

Este Plan tiene como prioridad mantener el liderazgo de España en competitividad turística a la vez de contribuir a reactivar el sector. Con él se inicia un proceso de participación activa con todos los agentes públicos y privados del sector turístico para identificar los proyectos tractores que garanticen el mayor impacto del plan en términos de generación de riqueza y empleo. “Nuestra provincia tiene una oportunidad para continuar siendo líder turístico en Castilla y León gracias a estos fondos que pondrá el Gobierno de España y que se concretarán en proyectos concretos tras el diálogo entre la administración y los agentes privados que componen este sector.”, ha apunado el parlamentario socialista salmantino.

Se busca y se pretende con la medida utilizar la crisis originada por la pandemia para acelerar la transformación del modelo turístico incorporando con palancas la digitalización y la sostenibilidad en su triple dimensión: ambiental, socioeconómica y territorial.

El plan tiene varios ámbitos de actuación estratégicos: transformación del modelo turístico hacia la sostenibilidad; desarrollo de producto turístico y modernización del ecosistema turístico; apuesta decidida por la digitalización e inteligencia turística; y actuaciones especiales en el ámbito de la competitividad.

Así, se prevén actuaciones para avanzar hacia un modelo de crecimiento sostenido y sostenible para permitir mantener la posición de liderazgo mejorando la competitividad y rentabilidad de la industria turística, potenciando los valores naturales y culturales diferenciales y distribuyendo de una manera más equitativa los beneficios y las cargas del turismo.

Otra palanca de actuación será el desarrollo de producto turístico y modernización del ecosistema turístico a partir de la creación y desarrollo de productos turísticos, combatiendo el alto grado de estacionalidad.

También se hará una apuesta decidida por la digitalización e inteligencia turística, con el objetivo de incrementar los niveles de productividad, rentabilidad, empleo y competitividad a través del impulso a la digitalización, la inteligencia artificial y nuevas tecnologías

Para finalizar, se ha destacado la importancia de la red de protección desplegada por el Gobierno, encaminada a mantener el tejido productivo y los empleos en el sector turístico, “el esfuerzo inversor supera los 25.068 millones de euros desde el comienzo de la pandemia” se ha concluido desde el PSOE.