El desarrollo rural y la cooperación territorial entre pueblos y ciudades, sobre la mesa de Partenalia en Bruselas

La presidenta de la Diputación y el vicepresidente primero participan en esta reunión en la que se debate la Política Europea de Cohesión desde el punto de vista de las autoridades locales intermedias.

 Garantizar una repartición territorial equitativa de los recursos de la UE y no dejar a ningún territorio atrás, es uno de los platos fuertes que se aborda en la reunión de Partenalia, que se celebra en Bruselas, y en la que participan la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, y el vicepresidente primero y diputado de Desarrollo y Turismo Sostenible, Fernando Grande Cano.

Partenalia, Asociación Europea de Representantes de Gobiernos Locales, celebra estos días su Consejo Político para definir recomendaciones, respecto a las administraciones locales e intermedias, para la Futura Política de Cohesión Europea. Entre los puntos debatidos por los miembros de Partenalia destaca la integración de una visión estratégica tanto del desarrollo de zonas rurales como del desarrollo de zonas peri-urbanas “y no enfocarse exclusivamente en las zonas urbanas”, con el fin de garantizar una equidad en el reparto de recursos europeos.

Además, se propone la cooperación territorial entre áreas urbanas y rurales, así como entre zonas costeras y montañosas y entre autoridades locales como método de implementación de los programas de inversión regional.

También se insta a simplificar la complejidad administrativa, digitalizando los trámites, lo que llevaría, según el informe de Partenalia, a reducir el peso de la burocracia y a acortar los plazos administrativos.

Respecto a las administraciones locales, se persigue la integración y la participación de las autoridades locales intermedias, como son las diputaciones provinciales, lo que ayudará a adaptar las políticas e inversiones a las necesidades regionales reales.

Actualmente, Partenalia se compone de 19 miembros con pleno derecho. Todos ellos son autoridades locales intermedias pertenecientes a cinco países de la Unión Europea: Francia, España, Bélgica, Italia y Croacia.