Esta asociación solicitó a Ilunion (Grupo ONCE) una gestión para facilitar el acceso de la licencia de pilotos de drones a los discapacitados que fue enviada al Ministerio de Fomento y hoy es una realidad. Fomento ha modificado el Real Decreto para amparar a los discapacitados.

 

 Droniberia, primera Asociación de Empresas de Drones de España, confirma que el Ministerio de Fomenta tendrá en cuenta a los discapacitados para pilotar Drones en España. Esta asociación, pionera en nuestro país, en el seno de una comida en el Club Financiero Génova solicitó a Ilunion (Grupo ONCE), a través de su Presidente, D. Alberto Durán, una gestión para facilitar el acceso de la licencia de pilotos de drones a los discapacitados.

La ley actual dice que los pilotos que operen aeronaves de hasta 25 kilos de masa máxima al despegue deberán ser titulares, como mínimo, de un certificado médico que se ajuste a lo previsto en los requisitos técnicos y procedimientos administrativos relacionados con el personal de vuelo de la aviación civil en virtud del Reglamento (CE) n.º 216/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, en relación a los certificados médicos para la licencia de piloto de aeronave ligera (LAPL). Es decir, deben cumplir los mismos requisitos que un tripulante de cabina. “La aplicación a los drones de las mismas o similares exigencias medicas que se requieren a los pilotos de aeronaves comerciales, en cuanto a condiciones de aptitud piscofísicas, esta impidiendo que muchas personas con discapacidad puedan acceder al titulo de piloto de estas aeronaves, produciéndose por tanto una perdida de laborales en este creciente sector de actividad. La petición que le planteamos es que para el pilotaje de drones no se apliquen los mismos requisitos médicos que para el resto de aeronaves, sino que se establezca una regulación medica especifica, ad hoc, dado que son realidades objetivamente distintas, que permitan que las personas con discapacidad pudieran acceder a este desempeño profesional, ampliando sus oportunidades de empleo de modo notable, sin las restricciones casi totales con las que se enfrentan en estos momentos”, explicaba Durán en su carta al Ministerio de Fomento.

A lo que el Ministerio de Fomento ha contestado claramente que ya estaba en ello pero confirma que “en una reciente modificación, en su articulo 35, dedicado a la regulación de los certificados médicos exigibles para pilotar estas aeronaves, las personas con discapacidad o trastomos psicofisicos cuyas disfuncionalidades les permitan pilotar RPAs, deberan ser titulares de un certificado medico nacional emitido conforme a los requisitos que se establezcan por resolución del Director de la Agenda Estatal de Seguridad Aérea que, asimismo, determinara el formato y características de este certificado medico.”  Esto significa que se harán una pruebas determinadas para la discapacidad haciendo cada caso uno en particular y deliberando sobre cada uno por separado.

Droniberia, primera Asociación de Empresas de Drones de España, es la única asociación con un peso específico en la sociedad para cambiar la reglamentación e influir en las instituciones. De hecho, se creó para ser la patronal del sector aglutinando a fabricantes, pilotos y operadores de Drones de toda España. Un interlocutor válido ante las instituciones para poder ayudar a entender, legislar y regular esta nueva herramienta que se utilizará de forma habitual en los próximos años. La asociación está inscrita como organización sectorial en la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), cuenta con 13 socios fundadores y un presidente de relevancia en el sector: Francisco Cal Pardo. Ingeniero Industrial, Licenciado en Ciencias Económicas y Máster en Organización Industrial y Administración de Empresas ha ocupado importantes cargos en las principales empresas públicas del país como AENA o RENFE, en otras de carácter privado como Grupo Unión Fenosa, Tecniberia y ha ostentado la presidencia de tres asociaciones: Asociación para el Progreso de la Dirección, Asociación Española de Planificación y Estrategia (AESPLAN) y la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (AEGAMA).