Mérida, a 28 de enero de 2021.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha valorado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), y ha confirmado que el año 2020 ha cerrado con una bajada del paro del 10,42 por ciento, mientras que en España ha subido un 16,5 por ciento. Las cifras arrojan que en el año vencido hubo 12.200 parados menos, según el dato interanual, con 5.500 ocupados más y 6.700 activos menos.


La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez.

Según la consejera, “el objetivo para 2021 tiene que ser conseguir una recuperación sin precedentes de la mano de la normalidad sanitaria en nuestra sociedad”.

En cuanto a los datos EPA del cuarto trimestre de 2020, hubo unos 2.500 parados más y 1.100 ocupados menos, mientras que la actividad creció en 1.400 personas. En consonancia, el empleo crece en Extremadura un 1,44 por ciento, mientras que en España se destruye un 3,12 por del empleo en el mismo periodo.

Por el contrario, sí se ha producido una pérdida importante de autónomos en 2020, unos 5.300 menos, “con mucha dureza en el último trimestre, en el que hemos perdido 6.000 empleos autónomos”, explicó la consejera, lo que habrá que tener en cuento para reforzar las ayudas públicas.

Acompañada por el secretario general de Empleo, Javier Luna, Esther Gutiérrez ha resaltado que la EPA no deja de ser una encuesta y “digan lo que digan los datos, tenemos que ser conscientes del año tan duro que ha sido para el empleo en nuestra región”, por lo que “es inútil comparar con un año normal, porque no podemos olvidar que a lo largo de este año 11.000 empresas, 50.000 trabajadores y 44.000 autónomos han estado, en algún momento, en ERTE o en cese de actividad”.

Estos datos obedecen a los ciclos que ha tenido la pandemia a lo largo del año y el comportamiento de los distintos sectores económicos, que ha sido muy desigual, pues unos se han visto fuertemente afectados mientras otros han mantenido su actividad e incluso han crecido.

En cuanto al comportamiento de los sectores, Gutiérrez ha destacado que la construcción ha creado 7.800 empleos este año, el comercio al por mayor relacionado con la industria 4.500, la sanidad 3.240 y las actividades profesionales 3.200 empleos, destacando servicios informáticos y tecnológicos.

Sin embargo, sectores como la industria de la madera han perdido 5.300 empleos, en un año muy difícil y atípico donde ha habido problemas de abastecimiento; la hostelería 5.000 empleos menos y los relacionados con actividades deportivas han perdido 2.000 empleos.

“Trimestre a trimestre hemos visto un impacto desigual de la pandemia”, ha indicado la consejera de Empleo, con oportunidades perdidas en Semana Santa o Navidad que explican la bajada de activos, sobre todo en los casos de empleos de temporada, y también influye en la bajada de la actividad la vuelta a los estudios de muchas personas, ya que la tasa de abandono escolar ha caído al 18,37 por ciento, unos 2,14 puntos este año, que es la tasa más baja desde que hay registros.

También influyen los nuevos comportamientos, como el buen dato del comercio al por mayor y de los servicios profesionales tecnológicos e informáticos, y la fuerte subida de las exportaciones, un 2,2 por ciento hasta el tercer trimestre, con datos muy buenos en alimentos, manufacturas de consumo, productos energéticos, y bienes de equipo, sectores clave de la economía extremeña.

OBJETIVO: UNA RECUPERACIÓN SIN PRECEDENTES

“Tras este año tan atípico, tras esta crisis sin precedentes, nuestro objetivo debe ser una recuperación sin precedentes”, ha afirmado Esther Gutiérrez.

Durante 2020 las políticas públicas se han centrado en el estímulo económico para consolidar empresas, autónomos y trabajadores, y es muy destacable el buen funcionamiento de los ERTEs y cese de actividad que, sin duda, han conseguido mantener la actividad laboral y económica.

En este sentido, la consejera ha destacado el Decreto 8, con un montante de 60 millones de euros, mientras que los ERTEs y cese de actividad han supuesto 235 millones de euros en Extremadura.

Esther Gutiérrez ha anunciado que en 2021 seguirá el estímulo económico y la llegada de fondos extraordinarios para la recuperación, con nuevos decretos de economía, concretamente el 15/20 y el 1/21, que entre ambos suman una inversión de 70 millones de euros, además de la esperada financiación europea con 187 millones de euros de fondos de reactivación, que son un extra al presupuesto de la Junta de Extremadura.

“Estos fondos, deben de servir para recuperar la actividad, pero también hay que añadir un mayor presupuesto del SEXPE, con 335 millones de euros, orientados a la reactivación del empleo y a preparar a las personas para el momento de recuperación de las condiciones normales en el mercado de trabajo”, ha indicado la consejera, señalando la nueva convocatoria autónomos, el plan de empleo joven y el empleo orientado a la discapacidad.

“El año 2021 también debe ser un año para mantener y ampliar el crecimiento de aquellos sectores que se han comportado mejor”, agregó Gutiérrez, “con el fin de que puedan mantener su nivel de producción y de exportaciones e impulsar la economía y el empleo de toda la región, todo ello desde la unidad y la concertación con los agentes sociales y económicos”.

Para concluir, Esther Gutiérrez ha insistido en que desde la Junta de Extremadura “vamos a apoyar con todo lo que tenemos la recuperación en 2021”, reiterando su agradecimiento a empresas, cooperativas, autónomos y trabajadores por el enorme esfuerzo de este año para mantener el empleo. “De esta crisis sólo se sale si salimos todos. Trabajaremos para que nadie se quede atrás y recupere cuanto antes el empleo y la actividad que tenía antes de esta crisis”.