El Banco de Sangre de Extremadura cuenta con los profesionales y recursos necesarios


El Banco de Sangre Regional cuenta con los profesionales y los recursos necesarios para que fomente la labor de las hermandades de donantes de sangre de Extremadura. La consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura quiere agradecer la labor realizada por las hermandades de donantes de sangre, los colaboradores locales y los donantes de sangre de la Comunidad Autónoma, que son muchos.

La labor de las hermandades de donantes de sangre ha sido tan importante que este año han logrado incorporar más de 3.000 donantes nuevos a los que ya venían donando en la región, además de fomentar las colectas de sangre y el hecho de la hemodonación. La consejería de Sanidad y Políticas Sociales reconoce de forma sincera su trabajo y que hayan sido capaces de seguir haciendo su labor altruista incluso en las épocas de crisis económicas.

La gerencia del Área de Salud de Mérida gestiona de forma diligente y adecuada el Banco de Sangre Regional, con especial sensibilidad en la sustitución de personal y atendiendo con particular sensibilidad las peticiones de las hermandades de donantes de sangre y del propio director del Banco de Sangre. De hecho, se realizan de forma prioritaria las sustituciones y las contrataciones. Y siempre por el beneficio de la persona que por su altruismo tiene que donar y para que los pacientes del Servicio Extremeño de Salud cuenten con la sangre y sus derivados que necesiten.

En este momento se está trabajando en mejorar la organización del trabajo de unos profesionales y se celebran reuniones periódicas entre el Área de Salud y la dirección del Banco de Sangres. Los trabajadores además de emplearse en las colectas lo hacen en los desplazamientos hasta donde se realizan las colectas. El objetivo del director del Banco de Sangre es garantizar el derecho que tienen los trabajadores de conocer con antelación suficiente la organización y la planificación de su trabajo para conciliarlo con su vida personal. Y debe acordar con las hermandades las colectas con tiempo suficiente para organizar el trabajo de los profesionales con antelación , además de incentivar y reconocer su trabajo.