Miguel Heras paraliza el tiempo #EnLasBatuecas

  • El corredor bejarano pulveriza el cronómetro para adjudicarse la primera edición de la carrera por montaña de La Alberca junto a la salmantina Verónica Sánchez
  • La cita alberga también una modalidad por parejas, con triunfo salmantino y vallisoletano, con las duplas Álvaro García y Alberto Hernando; y Patricia Muñoz y Víctor Sacristán

El cambio de hora, que a las 3:00 fueran las 2:00 horas, para algunos comenzó en La Alberca (Salamanca), con su nueva carrera por montaña, #EnLasBatuecas. Lo hizo con Miguel Ángel Heras, quien, si la organización encarnada por el Club Deportivo Tres Valles y el Ayuntamiento de La Alberca, estimaba que el ganador completaría la prueba en poco menos de dos horas, logró paralizar de nuevo el tiempo.

El corredor bejarano, máximo favorito a la victoria, cumplió con los pronósticos, pero logró detener el reloj en menos de una hora y media (1:29:41), para una prueba que no alcanzó los 18 kilómetros, pero que superó los 1.000 metros de desnivel positivo. “Hay que agradecer que esta organización se lo trabaje tanto, y saque estos recorridos para que disfrutemos y demos a conocer nuestra provincia”, destacó Heras en la espectacular línea de meta de la Plaza Mayor de La Alberca, a la que Tres Valles contribuyó con un arco de meta de troncos rústico, para poner su granito de arena a un municipio declarado Conjunto Histórico Artístico.

Heras fue el más rápido en un formato de carrera contra el reloj, que permitió que La Alberca acogiera durante casi dos horas y desde las 9:00 horas de la mañana. Al bejarano le siguió en el podio su paisano Alfredo Gil, quien completó el bello trazado por el valle de Las Batuecas y la Sierra de Francia con un tiempo de 1:32:34.

El podio lo completó el extremeño Miguel Madruga (1:36:52), en una carrera con casi 150 participantes y fiel al misticismo de la zona, con verdaderos pasos mágicos por el interior del valle o el ascenso a la Peña del Huevo, que terminó por “encandilar” a los participantes llegados de

todos los puntos de la comunidad, pero también de Madrid o Extremadura, en una cita que sirve de anticipo de la exitosa Tres Valles, prueba de montaña que regresa al calendario los próximos 9 y 10 de marzo de 2019 “con muchas novedades”, advierten desde la dirección.

En el cuadro femenino, la salmantina Verónica Sánchez se llevó la victoria con una marca de 2:09:20, seguida de Arancha Hernández (2:33:46) y de María del Mar Clemente (2:38:24). Las tres disfrutaron de “una carrera espectacular”, en la que, en el caso de Verónica, destacó el ascenso a la Peña del Huevo, antes de lanzarse a un trepidante descenso de cuatro kilómetros hasta la meta de La Alberca.

En parejas y con orientación

La primera edición de #EnLasBatuecas también albergó la modalidad de parejas, un formato muy demandado y que hizo las delicias para correr con amigos o parejas. En este caso, en la modalidad masculina, la victoria fue para los salmantinos Álvaro García y Alberto Hernando, quienes pararon el reloj en un meritorio 1:46:40, en un tándem que se completó a la perfección, con el impulso de García en las zonas más técnicas, y la velocidad de Hernando en los tramos más corribles.

El segundo puesto fue para Guillermo Ramos e Iván Bernardo (1:49:59); mientras que al tercer cajón se subieron Celestino Rodríguez y Lucas Hernández (1:55:24).

Además del formato masculino, también se disputó la modalidad mixta en una carrera que contó con más de 130 voluntarios que desafiaron a las bajas temperaturas que se dieron en la Sierra de  Francia, con termómetros cercanos a los cero grados.

Ellos contribuyeron a animar para que parejas como la formada por los vallisoletanos Patricia Muños y Víctor Sacristán se llevasen la victoria mixta, con un gran tiempo, 2:02:43; o a que disfrutasen los segundos y terceros clasificados en esta modalidad, Gema Gómez y Jorge Sánchez (2:14:19); y Chary Espinosa y Pedro Herrero (2:15:27).

Fueron los protagonistas de una primera edición de #EnLasBatuecas, que albergó además una prueba de orientación el sábado por la tarde, con la participación de los más ‘peques’ de la casa, y la posibilidad de disfrutar del paraíso del parque natural salmantino con un mapa y una brújula.