El Consejo de Gobierno ha aprobado la concesión directa de una subvención de 36.000 euros a la Universidad de Salamanca para financiar la realización de actividades de información, comunicación y formación en relación con la sostenibilidad ambiental, en el marco de la celebración de su VIII Centenario.

Las actividades que serán financiadas con la subvención aprobada esta mañana serán: el XIX Congreso Español de Herpetología (reptiles)-XV Congreso Luso-Español de Herpetología, la XXIII Reunión Bienal de la Real Sociedad de Historia Natural, la Jornada o simposio sobre Biomasa, el montaje de la exposición Flora Humilis, Jornada o simposio sobre educación para la sostenibilidad rural y el Simposio sobre Biología de la Conservación, Fauna y Gestión de Espacios Naturales.

La Universidad de Salamanca conmemora este año su VIII Centenario como un evento de carácter internacional que ha conseguido la calificación de Acontecimiento de Estado por el Gobierno de España, por su consideración de universidad decana del ámbito iberoamericano y por ser la más antigua en tener actividad de forma ininterrumpida en España, además de haberse constituido como referencia mundial para la enseñanza del castellano.

En el marco de este aniversario se desarrollan diversas actividades culturales y académicas y se ponen en marcha iniciativas a medio y largo plazo con el objetivo de resaltar este momento histórico. Dentro de las actuaciones previstas, la Universidad de Salamanca ha considerado de interés programar en este aniversario las actuaciones que han sido objeto de la subvención aprobada esta mañana por el Consejo de Gobierno. Estas se encuadran en la II Estrategia de Educación Ambiental de Castilla y León 2016-2020, aprobada mediante Acuerdo 35/2016, de 9 de junio, que tiene como misión, entre otras, contribuir desde la educación ambiental a conformar una educación para el desarrollo sostenible, que sea activa en los ámbitos social, económico y ambiental, y que mejore la calidad de vida de los habitantes de la Comunidad de Castilla y León.

La Estrategia encuadra a las universidades dentro del grupo de interés de ‘Los docentes y los profesionales de la educación ambiental, del medio ambiente y del desarrollo sostenible’, y las dedica el Objetivo General B.II que busca ‘colaborar con las universidades en el desarrollo e investigación relacionada con la educación y la gestión ambiental’.