Cáceres, 29 de julio de 2021

La Sentencia núm. 108/2021, de 26 de julio, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo núm. 2 de Cáceres ha resuelto anular el Acuerdo Plenario del Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres de 23 de febrero de 2021 por ser contrario a Derecho con todas las consecuencias legales, lo que supone proceder a la sustitución del Alcalde-Concejal Alfredo Aguilera Alcántara por estar incurso en causa de incompatibilidad desde el 19 de noviembre de 2020.

El PSOE de Malpartida de Cáceres, con el respaldo del PSOE provincial, ha mantenido que Alfredo Aguilera no solo estaba inhabilitado política y éticamente para mantenerse en su responsabilidad, sino que la Ley Orgánica de Régimen Electoral General dejaba claro en su texto que su sentencia era incompatible con seguir en el cargo.

Dicha posición así había sido establecida, igualmente, por la Secretaría del Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres en un Informe Jurídico en el que se argumentaba que en base a lo dispuesto por la doctrina de la Junta Electoral Central, en su interpretación de la Ley, el Alcalde estaba inhabilitado para continuar en su condición de concejal y, con ello, de Alcalde.

Haciendo caso omiso a lo dispuesto en las normas e informe del asesor jurídico municipal se ha atornillado al sillón municipal, obligando al PSOE de Malpartida de Cáceres a ejercer las acciones judiciales pertinentes para restablecer la legalidad vulnerada en el Ayuntamiento de nuestro municipio, lo que ha sido confirmado por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo en la referida sentencia del Juzgado.

Esta sentencia viene a reforzar, por ley, lo que venimos manteniendo: Alfredo Aguilera Alcántara no puede seguir siendo concejal y, en consecuencia, Alcalde. Con su actitud, no sólo está perjudicando el buen nombre de los malpartideños y malpartideñas por estar gobernados por un Alcalde tres veces condenado judicialmente, sino también por el perjuicio a las arcas municipales, pues va a suponer un gasto adicional de alrededor de 20.000 euros, los mismos que ha invertido en contratar con dinero público a un abogado externo para dirimir una causa privada que pretende presentar como institucional alegando que afecta a la figura de Alcalde. No entiende que no ha cometido un delito grave en el ejercicio de sus funciones sino en su vida personal. Le recordamos, también, que institución y persona no están mimetizados, que las personas pasan y la Alcaldía prevalece, y que los fondos para costear a abogados que defiendan sus causas personales no deberían salir del dinero público sino de su bolsillo.

El pueblo de Malpartida necesita que sus representantes sean dignos del puesto que ocupan, y no estén manchados por pronunciamientos judiciales, que les condenen por Violencia de Género y le declaren como inhabilitado para seguir siendo cargo público. La situación económica y social necesita de responsables públicos preocupados de los problemas de los malpartideños y malpartideñas, no de sus propios asuntos.

Por último, recordamos que el PSOE no ha dado todos estos pasos para hacerse ahora con el gobierno en Malpartida de Cáceres, el pueblo malpartideño dio la confianza al Partido Popular en la elecciones municipales y a ellos les corresponde asumir dicha responsabilidad.