El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León albergará el Archivo Histórico Minero de la Comunidad que abrirá sus puertas en los próximos meses

La Consejería de Cultura y Turismo impulsa este nuevo proyecto en el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, ubicado en la localidad leonesa de Sabero (León). Además, también está previsto que en los próximos meses concluya la excavación arqueológica que se está realizando en el patio de los hornos altos de la Ferrería de San Blas, sede del museo.

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, ha visitado hoy el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, ubicado en Sabero, donde ha anunciado que el centro acogerá en los próximos meses la apertura del Archivo Histórico Minero de Castilla y León. Ortega ha asegurado que “la sociedad necesita de nuestros archivos, porque en ellos no sólo se conserva un extraordinario caudal de conocimiento, sino que, además, actúan como garantes de los derechos de los ciudadanos y son el pilar sobre el que se construye una acción pública basada en principios democráticos y de transparencia”. Conforme a estos principios, y como resultado de un amplio trabajo de investigación y recopilación, el Museo de la Siderurgia y la Minería abrirá al público este nuevo archivo, con cientos de miles de documentos pertenecientes a las empresas mineras más importantes de la Comunidad.

“Su puesta en marcha ha permitido salvar el patrimonio documental de estas empresas, que ya forma parte de la historia de la Comunidad, y ponerlo a disposición de todos aquellos interesados en la investigación de nuestro pasado como región minera por excelencia”, ha señalado el consejero.

Los fondos del archivo provienen, en su mayor parte, del extinto Archivo de la Hullera Vasco Leonesa, uno de los archivos de empresa más importantes, con fondos procedentes de otras 20 sociedades vinculadas a esta actividad. La liquidación de esta sociedad minera trajo consigo el consiguiente riesgo de pérdida de su archivo. Las gestiones realizadas por la Consejería de Cultura y Turismo, en un largo proceso de más cuatro años, culminaron con la adquisición de estos fondos para su custodia y tratamiento en el museo.

De igual forma, el archivo contiene en depósito la documentación de la oficina técnica de la empresa Coto Minero Cantábrico, sociedad también en liquidación que aglutina importantes explotaciones mineras de la zona del Bierzo-Laciana, entre ellas la histórica Minero Siderúrgica de Ponferrada.

El consejero ha destacado la disposición a colaborar y el apoyo del Ayuntamiento de Sabero para poner en marcha este proyecto, facilitando un edificio anexo al museo, que ha posibilitado el espacio necesario para este archivo, con capacidad de crecimiento a medida que se pueda incorporar documentación de otras empresas en situación similar a las ya incluidas.

Excavación arqueológica

Por otra parte, el consejero ha avanzado que en los próximos meses finalizará la campaña de excavación arqueológica que se está realizando en el patio de los hornos altos de la Ferrería de San Blas, un lugar que no había sido objeto de intervención.

En el año 2008, los trabajos de recuperación y restauración de la nave de forja y laminado de la Ferrería de San Blas, incluyeron una extensa excavación arqueológica del interior de la nave y de su lateral exterior oeste. Sin embargo, no alcanzaron al denominado ‘Patio de los hornos altos’, donde se ubicaban los dos hornos, el taller de moldería, los cubilotes de fundición y otros elementos. La falta de esta excavación arqueológica impedía tener una visión clara de la magnitud de estos hornos y dificultaba la comprensión del trabajo de la ferrería en su conjunto, obviándose una de sus partes fundamentales, la fundición del mineral de hierro.

Los trabajos arqueológicos que se han impulsado desde la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Cultura y Turismo permitirán aflorar las bases de los hornos altos, de los cubilotes de fundición, la red de canales que recogían el hierro fundido, las toberas que alimentaban de aire los hornos, etc., permitiendo una visión más completa de este sector de la ferrería.

La intervención tendrá una duración de dos meses y medio para los trabajos de campo y un mes para la clasificación y estudio de los restos hallados. A lo largo de la misma se realizarán actividades didácticas complementarias. La excavación arqueológica y posterior puesta en valor de los restos encontrados en el patio de los hornos altos de la Ferrería de San Blas son actuaciones necesarias para el conocimiento completo de una de las instalaciones industriales más importantes de la Comunidad y supondrán un fuerte impulso para este centro, afianzando su posición relevante en el ámbito nacional.

Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, desde 2008

La actuación de la Junta de Castilla y León, con la colaboración del Ayuntamiento de Sabero, permitió en su día recuperar uno de los elementos del patrimonio industrial más importantes del país, la Ferrería de San Blas, mediante su protección como BIC y su restauración integral, convirtiéndolo en el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León, que abrió sus puertas en 2008.

El consejero ha señalado que el museo ha cumplido, a lo largo de estos doce años, las funciones para las que nació: “conservar un lugar emblemático de la historia industrial de León; conservar y difundir el trabajo y la cultura de un sector, el de la minería y la siderurgia, que tanto ha aportado a la economía, la sociedad y la cultura de la Comunidad  y dinamizar la economía y la vida cultural de una zona rural castigada por el fin de la actividad minera”. Muestra de ello es  la recuperación de miles de piezas que ya integran los fondos del museo, así como la celebración de más de cien exposiciones temporales.

En la actualidad, el Museo ofrece la posibilidad de visitar cuatro nuevas  exposiciones temporales: ‘Filatelia Minera’, ‘Rincón de Luz’, ‘Proyecto Energía’ y ‘The End’. A la oferta expositiva se suma la realización de miles de actividades culturales, muchas de ellas en otras cuencas mineras de Castilla y León o la creación del Archivo Memoria Oral de la Minería, con más de cuatrocientos testimonios de mineros recogidos hasta la fecha. Javier Ortega ha asegurado que la existencia de este museo y su labor “es también un ejemplo claro de la descentralización de la cultura, de que se puede hacer desde el ámbito rural cultura de calidad”.

Su intensa actividad atrae cada año a esta zona de la montaña oriental leonesa a cerca de 40.000 visitantes, que muestran su interés por la singularidad de este Museo y por la riqueza del patrimonio cultural, natural y gastronómico que ofrecen las cuencas mineras y los municipios ubicados en ellas, y que conforman una atractiva oferta turística de la que el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y león es su primer y principal embajador.