MARCIANO MARTÍN CASTELLANO

A primeros de agosto el Parque-Jardín de la villa de Hervás (Cáceres) cumplía el 75º Aniversario de su inauguración por las autoridades provinciales y locales de aquella época, concretamente fue en la tarde el 5 de agosto de 1945, sobre las 19 horas.
La ubicación de las instalaciones estuvo en manos de varias corporaciones locales, incluso de la II República, que por unos u otros motivos no se ponían de acuerdo en buscar el lugar definitivo del nuevo Parque-Jardín. Por fin decidieron hacerlo en la zona de El Robledo.
Por aquella época, principios del siglo XX, la población era un municipio en crecimiento (4.740 habitantes) y con graves problemas económicos que las corporaciones tenían que decidir destinar sus ingresos a ayudar a los vecinos más desfavorecida por las varias crisis, entre ellas la sanitaria del cólera, la del sector agrario y una incipiente crisis que se avecinaba en el sector textil, años después obligó a cientos de vecinos a emigrar a las grandes ciudades de Cataluña y el País Pasco, principalmente, el resto se repartirían por Madrid, Asturias y ciudades costeras.

Imagen del Parque-Jardín, que en breve será remodelado con una inversión 230.000 euros.
Foto: Carla Martín Bouzón.


Los movimientos políticos y administrativos para que la villa tuviera un gran parque están reflejados en numerosas actas municipales de la primera mitad del siglo pasado, documentos que están a disposición del público en los archivos municipales del Consistorio.
Lo que está claro, que desde varias décadas antes de su inauguración, los hervasenses ya trabajaban por tener un gran parque y una zona de recreo. Pero esto empieza a dar su fruto en noviembre de 1929 con la siembra en El Robledo de números árboles y arbustos que embellecieron la entrada a la villa por la carretera Hervás-Valverde del Fresno, hoy EX-205. En esa repoblación arbórea el Consistorio destino más de 230 pesetas, dinero que está registrado en los libros de cuentas municipales.
Poco a poco se fue saneando la zona de maleza y de fango para poder realizar las obras de lo que años después será el Parque-Jardín. Pero no hubo decisiones claras hasta el 15 de febrero de 1943, donde ya se da el visto bueno al proyecto y a su presupuesto de ejecución. Las décadas anteriores no fueron propicias por los desastres de la Guerra Civil para ejecutar tal obras, ya que las necesidades económicas estaban puestas en otras cosas, que todos conocemos.
Con esta fecha el entonces regidor de la villa Manuel Álvarez Pérez, encargó a Manuel Gámez Márquez, natural de Linares (Jaén) los trabajos de organización y siembra de varios árboles y arbustos, por un importe de 11.480 pesetas. Las principales plantas aportadas al nuevo Parque-Jardín fueron principalmente palmáceas y coníferas, que hoy todavía viven en el lugar, eso sí ya dañados por el tiempo. En fechas posteriores, y así lo reflejan las actas utilizadas para esta información, se observan las numerosas referencias de la necesidad de avanzar con los trabajos y con los diseños del Parque-Jardín.
También se van conociendo nuevos gastos como las 11.725 pesetas que se utilizan para pagar las farolas, fuentes, elementos decorativos, nuevos árboles y plantas. Estas actuaciones fueron realizadas en los primeros meses de 1945 con gran celeridad, ya que al parecer la Corporación tenía la idea de poderlo inaugurar en meses venideros, como así fue. Una vez cerrado el expediente de construcción de las nuevas instalaciones, el importe total de la inversión realizada en el Parque-Jardín fue de unas 157.500 pesetas.
El proyecto se ejecutó siendo alcalde el vecino de la villa Manuel Álvarez Pérez, pero unos meses antes de la inauguración se produjo un cambio de Corporación (16-03-1945) y fue nombrado nuevo regidor de Hervás, Emilio López, quién lo inauguró.
La inauguración fue realizada el 5 de agosto de 1945 por el regidor local Emilio López, el Gobernador de la provincia de Cáceres, Luis Julve Ceperelo y otras autoridades provinciales y locales. Ese mismo días también se inauguró la Cruz de los Caídos.
La villa fue galardonada en 1971 con el Primer Premio Nacional de Embellecimiento y Conservación por la Dirección General de Bellas Artes por la grandeza de su Parque-Jardín y su monte castañar “Gallego”.
En estos instantes la Diputación de Cáceres, a petición del Ayuntamiento está redactando un proyecto de rehabilitación integral del parque, con una inversión de más de 230.283,80 euros, el Consistorio aporta el 15% del montante. La nueva rehabilitación conservará todos los elementos que se utilizaron en 1945.

EUGENIO LOMO CASTRO
Una vez concluidas todas la tareas de construcción del Parque Jardín, la corporación también estudió la forma de mantener y conservas las instalaciones, trabajos que encarga a Eugenio Lomo Castro, por acuerdo de pleno del día 10 de julio de 1945. El trabajador ya venía realizando trabajos de guardería rural y otros trabajos de mantenimientos de jardines, por el cual se le otorga un salario de 4.000 pesetas anuales, que empezó a cobrar desde el día 1 de julio de 1945. También se acuerda que Lomo Castro amplíe sus conocimientos de jardinería con otros profesionales más cualificados y lo envían a la capital de España para adquirir esos conocimientos, que son impartidos por técnicos del Ayuntamiento de Madrid, siendo los gastos abonados por el Consistorio.
Como agradecimiento por la labor realizada por Eugenio Lomo Castro, el pleno municipal acordó entregarle una gratificación de 250 pesetas, cuya notificación se realiza el 28 de mayo de 1948. El Ayuntamiento de la villa siempre reconoció sus trabajos profesionales de mantenimiento y conservación, reflejándolo en varias actas municipales.
El jardinero municipal falleció en la villa de Hervás el 1 de mayo de 1966 y sus recuerdos todavía quedan entre los vecinos.