El PP reclama la reunión inmediata de la comisión de seguimiento del transporte sanitario terrestre

  • Exige que se investiguen las denuncias de un extrabajador de ambulancias Tenorio expuestas ante la comisión de Sanidad
  • Señala que, de ser cierto lo que se denuncia, la Junta deberá rescindir inmediatamente el contrato del transporte sanitario

El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, José María Saponi, ha reclamado hoy al consejero del ramo, José María Vergeles, que reúna de manera “inmediata” a la comisión de seguimiento del transporte sanitario terrestre para analizar con urgencia la veracidad de las denuncias presentadas por un extrabajador de ambulancias Tenorio ante la Comisión de Sanidad, Políticas Sociales y Vivienda, celebrada hoy en la Asamblea de Extremadura.

En declaraciones a los medios de comunicación tras participar en dicha comisión, Saponi ha precisado que, en caso de ser ciertas las “graves” acusaciones expuestas por dicho extrabajador, la Consejería de Sanidad deberá “rescindir el contrato de forma inmediata” y “acabar de una vez con el sufrimiento de los extremeños”.

Le hemos exigido al consejero que convoque esa comisión y que investigue si realmente todo lo que ha manifestado el extrabajador es cierto, porque de serlo, estarían incurriendo en un grave delito y poniendo en riesgo y en peligro la salud y seguridad de los extremeños”, ha señalado el portavoz de Sanidad del GPP.

Asimismo, Saponi ha sugerido que, mientras se abre esa investigación para esclarecer los hechos denunciados por el extrabajador, el contrato sea suspendido de forma “temporal”. “Hay que poner medidas para evitar un riesgo para los ciudadanos”, ha añadido y ha recordado que el GPP, “desde el minuto cero”, advirtió de que con la empresa Ambulancias Tenorio, el servicio de transporte sanitario “iba a perder en calidad y en seguridad”.

Cabe señalar que el extrabajador de Tenorio, durante su intervención ante la comisión, entre otras denuncias, aseguró que era obligado por la empresa a transportar bombonas de oxígeno que se rellenaban en una nave industrial de Sevilla. Según ha dicho, en alguna ocasión llegó a transportar hasta 90 bombonas “sin precinto”, que no sabía si tenían oxígeno o aire.

Tal y como ha detallado, durante las inspecciones de las ambulancias, la empresa le obligaba a mover los materiales de las que ya habían sido revisadas a las que iban a serlo a continuación, para así disimular que están “súper peladas” y que carecen de recursos, tales como desfibriladores que “ahora ponen hasta en los centros comerciales, pero que no hay en las ambulancias”.

También ha hecho mención a la falta de ruedas para las ambulancias que “hay que ir a buscar de cuatro en cuatro a Sevilla o a Badajoz” y ha comentado que, en una ocasión, le enviaron a “tirar el aceite y los filtros” de un vehículo “en el campo”, pero se negó.

En palabras de este extrabajador del transporte sanitario, Ambulancias Tenorio está cometiendo “barbaridades” y la Junta es conocedora de “todas o casi todas las irregularidades”, sin que haya actuado en consecuencia.