El PSOE exige a Mañueco que ponga fecha al debate plenario del estado de la ciudad de Salamanca y confirme su presencia en él

 Programa Avance Otoño Magico 2018 en el Valle del Ambroz (Cáceres)

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, en declaraciones efectuadas por su portavoz y candidato a la alcaldía José Luis Mateos, ha exigido al señor Mañueco que fije ya una fecha concreta, el día y la hora, para celebrar el próximo debate sobre el estado de la ciudad, a la vez de pedir que deje de marear la perdiz y aclare si estará en él o por el contrario “ya habrá dejado abandonada la ciudad de Salamanca dando la espantada para ser candidato a la Junta de Castilla y León”

A juicio del portavoz socialista resulta todo un desprecio a Salamanca y a los salmantinos que el alcalde Mañueco quiera dar la espantada y dejar abandonada la ciudad, y mucho más lamentable y vergonzoso si lo hace antes del debate del estado de la ciudad porque estaría pretendiendo “no dar cuentas de su gestión, al menos a lo largo del último año. Dejando a una persona interpuesta, a un alcalde interino, para que responda por él y por la gestión del PP que ha sido, dicho ya sea de paso, nefasta para los intereses de los salmantinos”

Es inaceptable que el señor Mañueco siga jugando con la ciudad de Salamanca y con los salmantinos, y que todavía sigamos sin conocer la fecha de convocatoria del debate y si contará con su presencia o no, algo que debería ser una obligación sujeta a su cargo y a su compromiso con los salmantinos, a los que se debe como poco, hasta el final de la legislatura.

En este sentido Mateos ha pedido al señor Mañueco que “deje de pensar en sus intereses personales y partidistas haciendo campaña para la presidencia de la Junta de Castilla y León y se centre en Salamanca, algo que no ha hecho en los últimos años”.

El portavoz municipal del PSOE estima que el señor Mañueco siempre ha visto y ha utilizado Salamanca como trampolín político, y que nunca ha tenido la valentía, la capacidad, la disponibilidad, el interés o la aptitud para afrontar los problemas y los retos de la ciudad y de los ciudadanos.

Mateos considera que Salamanca merece un alcalde al cien por cien dedicado en cuerpo y alma a gestionar la ciudad y no a utilizar el Consistorio como un trampolín político en su beneficio, para sus propios intereses y los de su partido que es lo que ha hecho y sigue queriendo hacer.