El Pleno de la Asamblea de Extremadura ha aprobado, por unanimidad, una propuesta de del Grupo Parlamentario Ciudadanos por la que la Cámara insta al Gobierno del Partido Popular a hacer efectiva la equiparación salarial de la Policía Nacional y Guardia Civil con las policías autonómicas, para que sea una realidad en el año 2020. La resolución compromete al Gobierno de Rajoy a asignar una dotación presupuestaria total de 1.500 millones de euros, a razón de 500 millones adicionales cada año en los Presupuestos Generales del Estado, para 2018, 2019 y 2020, según señala el texto del acuerdo aprobado por todo los grupos.
Se trata de una petición de justicia de los propios policías y guardias civiles que ven que las policías autonómicas ganan hasta un 30% más por realizar el mismo trabajo. Poco sargumentos hay más justos, más lógicos, más aplastantes que reclamar el mismo sueldo para el mismo trabajo. Eso es lo que llevan haciendo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado y lo que también hemos defendido desde Ciudadanos en la Asamblea de Extremadura. Porque no es solo cuestión de justicia, también lo es de dignidad de los propios policías y guardias civiles, de sus familiasy de la sociedad.No podemos, ni debemos ignorar queestos servidores públicos trabajan por la seguridad y la protección de todos los españoles, por defender nuestras libertades y por garantizar nuestra democracia y, por tanto, todos merecen unas condiciones laborales dignas.
Como portavoz parlamentaria de Ciudadanos siempre he dejado muy claro nuestro apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Desde Ciudadanos hemos dicho que hay que apoyarlos y que hay que defenderlos. Y no es algo de ahora o que haya que hacer en momentos especiales o difíciles, como los vividos hace meses con el reto secesionista catalán, porque siempre hemos defendido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Por eso, apoyamos la reivindicación de la equiparación salarial e impulsamos, para su debate, la iniciativa aprobada por la Asamblea de Extremadura. Una demanda que es irrenunciable para Ciudadanos. Porque es la única manera de poner fin a la discriminación histórica que supone la diferencia de retribuciones entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías autonómicas.
Por tanto, no valen medias tintas, sino compromisos claros y concretos y voluntad de llevarlos a la práctica que es lo que ha pedido por unanimidad la Asamblea al Gobierno del Partido Popular, al a espera de que cumpla lo que dijo. Se trata, por tanto, de una importante iniciativa política de Ciudadanos que logra el pleno respaldo de la Cámara y pone de manifiesto que hay otra forma de hacer política y que desde la minoría pueden lograrse mayorías unánimes cuando se trabaja mediante el diálogo para defender causas justas, frente al juego político de las mayorías o de estrategias bipartidistas.