Exposición 20 años de Los Conversos en Hervás. Del 6 al 16 de julio de 2017 ,en el Museo Pérez Comendador-Leroux

 

En el año 1969, la Judería de Hervás fue declarada Conjunto Histórico-Artístico. La ubicación de este barrio, el entramado de las calles, los materiales utilizados en la construcción de las casas y el diseño de las mismas, han mantenido viva la convivencia entre las diferentes culturas y religiones durante más de 500 años.

Pincha aquí para saber más.

El año 1997 es la piedra del inicio Los Conversos. Ese año, el entonces Alcalde D. Juan Ramón Ferreira visita la localidad de Zalamea con las miras de realizar un evento cultural basado en la Historia Sefardí de Hervás. Ese mismo año, Miguel Nieto viene a Hervás, queda prendado del Barrio Judío y de sus posibilidades y comenta la posibilidad con el escritor argentino de origen judío Solly Wolodarsky de escribir la primera obra “Los Conversos, en busca de sus raíces”, una obra basada en la historia y en la narrativa popular transmitida de generación en generación en la localidad. Esta obra es representada por el pueblo en la Plaza de Toros de Hervás y dirigida por Miguel Nieto desde el año 1997 hasta el año 1999.

Trascurridos estos dos años, Solly Wolodarsky escribe la obra “La Conversa de Hervás”, la que mayor número de veces ha sido representada en el Festival de Los Conversos. En 2004, Conversos cambia de escenario y se traslada al enclave actual, escenario emblemático junto a las aguas del río Ambroz. Coincidiendo con la décima edición, se da un salto más y se crea la Comisión “Amigos de los Conversos”, órgano integrado por vecinos, asociaciones, empresarios, etc., cuyo objetivo es potenciar y difundir la historia y la cultura de Hervás proyectada en Los Conversos. Desde 2008 y hasta 2012, se representa la tercera obra de Conversos, escrita por D. Miguel Murillo: “La Estrella de Hervás”. Posteriormente, el mismo autor escribió “La Calumnia” que se representó hasta 2015 y en 2016 llega la nueva obra: “Alma negra”, escrita por Miguel Gómez Andrea “Gol” y que se representa en la actualidad.

Durante estos 20 años, han sido varios los escritores responsables de las obras y varios también los directores que han abierto el escenario de Conversos desde Miguel Nieto, Jesús Sanabria y Teddy Ramírez hasta el actual director José Antonio Raynaud. Han dirigido actores que han representado más de 280 personajes diferentes, haciendo disfrutar a más de 30.000 espectadores y a más de 50.000 visitantes. Todos los años, a comienzos de julio, junto a las aguas del Ambroz, en el corazón sefardí de Hervás, volvemos a vivir en las postrimerías del siglo XV. Sentimos los miedos, miserias, necesidades e incertidumbre pasadas, revivimos las tradiciones y ritos, volvemos a reescribir la historia a través de los pueblos, de sus vecinos, de sus leyendas y mitos.

El trabajo de estos años ha sido compensado y reconocido con el Premio “Mundo del Teatro”, concedido en 1999 por la Generalitat de Cataluña, y el premio “Diálogo de Culturas” concedido en 2009 por la Junta de Extremadura. Son muchos los que participaron en el comienzo de la magia de Los Conversos: los creadores de este festival que ya no nos acompañan D. Juan Ramón Ferreira, Alcalde de Hervás, Presidente de la Mancomunidad, Presidente de Diva y Presidente de la Asamblea de Extremadura; D. Solly Wolodarsky, escritor que escribe la primera obra en 500 años de tema judío, que supo visualizar la emoción de la convivencia cultural y de la necesidad de trasmitir este mensaje a las futuras generaciones; D. Miguel Ángel Bejarano, autor y artista que cada año plasmaba en una imagen los sentimientos y los sentidos de Los Conversos; y la colaboración de la Junta de Extremadura y la Diputación Provincial de Cáceres.

Es fundamental destacar el trabajo de todos los vecinos de Hervás, que participan de forma individual o como colectivos; que son actores y actrices, músicos, costureros, etc. sin los que esto verdaderamente no sería posible; a los trabajadores del Ayuntamiento, Policía Local, Protección Civil, Servicios Forestal de Bomberos y, en definitiva, a todos los AMIGOS Y AMIGAS DE CONVERSOS que hacen posible que cada año sigamos intentando lo imposible.

El festival de Los Conversos supone una ventana abierta para dar a conocer nuestro entorno, nuestro paisaje, nuestra historia y nuestra cultura. Es una fiesta singular y mágica que une el pasado y el presente de nuestro pueblo, que nos lleva a la búsqueda de nuestras raíces, en una convivencia multicultural, que adorna la leyenda y la mitología.