Extremadura es la única región española donde la incidencia de la gripe desciende por debajo del nivel epidémico


La tasa de incidencia de la gripe en Extremadura experimentó un fuerte descenso la semana pasada, bajando desde los 188 casos por cada 100.000 habitantes de la semana anterior hasta situarse, con 84 casos/100.000, por debajo del umbral epidémico, que este año está marcado en 96 casos/100.000 habitantes, según los datos recogidos por el Sistema Centinela de Vigilancia de esta enfermedad.

Extremadura es por el momento la única región española en la que la incidencia de esta enfermedad infecciosa ha salido del nivel epidémico, mientras que en comunidades como Valencia o Canarias su evolución es todavía “creciente” y en el conjunto del territorio nacional la incidencia alcanza los 223 casos por cada 100.000 habitantes.

Los hospitales extremeños notificaron la semana que finalizó el pasado domingo 17 nuevos casos graves hospitalizados con gripe, que sumados a los 71 registrados hasta la semana anterior elevan a 88 el número de pacientes graves ingresados con esa enfermedad infecciosa durante esta temporada, según el informe semanal de Vigilancia de la Gripe estacional en Extremadura.

88 CASOS GRAVES HOSPITALIZADOS

Durante la semana de referencia se produjeron dos fallecimientos, por lo que el número de personas fallecidas con infección confirmada de gripe durante esta temporada en nuestra región se eleva a 10.

De los restantes 78 casos graves notificados en Extremadura, 61 han recibido ya el alta y 17 continúan ingresados en distintos hospitales de la comunidad autónoma.

Sesenta y ocho de los 88 pacientes que han sido hospitalizados tenían uno o varios factores de riesgo asociados a la gripe, mientras que 20 de ellos no tenían otras patologías añadidas. Los factores de riesgo más frecuentes están siendo, por este orden, enfermedad pulmonar crónica (33 casos), enfermedad cardiovascular (28), diabetes (23), enfermedad renal crónica (11), obesidad (9), inmunodeficiencia (6) y enfermedad hepática crónica (7 casos).

LA MAYORÍA DE LOS CASOS GRAVES, SIN VACUNAR

De los 68 casos graves con factores de riesgo, tan sólo se habían vacunado contra el virus de la gripe 10 (14’7%), mientras que 48 (70’6 %) no lo habían hecho y en otros 10 casos no consta. Entre los diez fallecidos, ocho de ellos con factores de riesgo, tan sólo se había vacunado uno, mientras que los nueve restantes no habían recibido la inmunización.

Se han registrado casos graves hospitalizados en todos los tramos de edad, dieciocho de ellos en el grupo de 60 a 69 años, dieciséis en el de 70 a 79, quince en el de más de 80 años, once en el de 50 a 59, nueve en el de 30 a 39, ocho en el de cero a 10 años, seis en el de 40 a 49, tres en el de 20 a 29 y dos en el de 10 a 19 años.

De los diez fallecidos, siete eran hombres y tres mujeres. Cuatro de ellos pertenecían al grupo de más de 80 años, otros cuatro al de 70 a 79 y dos al de 60 a 69 años.

Como viene siendo habitual durante esta temporada, la proporción de casos graves hospitalizados permanece más baja en Extremadura que en el conjunto de España, dado que los 88 casos registrados en la región equivalen a una tasa de 8’26 casos ingresados por cada 100.000 habitantes, mientras que en el conjunto de España se estima que han requerido hospitalización 9’2 pacientes graves por cada 100.000 habitantes, lo que equivaldría a una cifra de más de 4.300 pacientes graves ingresados.

Lo mismo ocurre con el número de pacientes fallecidos, puesto que las ocho defunciones registradas en Extremadura suponen una tasa de 11’36 % sobre el total de pacientes graves hospitalizados, mientras que en todo el Estado la tasa es del 13 %, lo que supondría un total de 562 fallecidos.

Para evitar la transmisión de la gripe, la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud (SES) recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse nariz y boca cuando se tose o estornuda, y evitar los saludos con contacto físico.

Para las personas con síntomas como fiebre o malestar general, también aconseja quedarse en casa hasta un día después de la desaparición de los síntomas, aproximadamente una semana. 

El SES recuerda a los usuarios que en caso de que tengan síntomas de la gripe deben acudir a consulta con su médico de cabecera en el centro de salud o consultorio que les corresponda, para evitar colapsar los servicios de urgencias.