Delegación del Gobierno celebra una reunión con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Junta de Extremadura y Seguridad Privada para preparar la próxima apertura de centros comerciales y culturales

Desde que comenzó el Estado de Alarma los canales de colaboración entre la Policía Nacional y la Seguridad Privada se han intensificado notablemente.

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, mantuvo hoy una reunión con representantes de la Seguridad Privada en la región, así como con responsables de la Policía Nacional, Guardia Civil, Emergencias y Protección Civil de la Junta de Extremadura y responsables de las Policías Locales de Cáceres y Badajoz, para abordar la próxima apertura de centros comerciales y culturales, donde la actividad volverá a restablecerse en Fase II.

Concretamente, a esta reunión fueron invitados responsables del Centro Comercial “El Faro”, de Badajoz, del Corte Inglés, Centro Comercial Conquistadores, Leroy Merlin España, en Badajoz, del Museo “MUBA” de la Diputación Provincial de Badajoz, Casino ORENES, Empresa EULEN, Prosegur, Bibliotecas de Cáceres, Museo de Cáceres y Centro Comercial AKI de la ciudad de Cáceres.

En este encuentro se abordaron las condiciones para la reapertura al público de centro y parques comerciales, cuyo acceso en zonas comunes deberá ser del 30 por ciento y de un 40 dentro en cada uno de sus establecimientos. No estará permitida la permanencia de clientes en zonas comunes, solo el  tránsito de los mismos entre los distintos establecimientos comerciales. También quedará prohibida la utilización de las zonas recreativas como pueden ser zonas infantiles, ludotecas o áreas de descanso, debiendo permanecer cerradas.

Asimismo, se deberán cumplir las siguientes condiciones:

  • El uso de aseos familiares y salas de lactancia se restringirá a una única familia, no pudiendo simultanear su uso dos unidades familiares.
  • El uso de los aseos y salas de lactancia comunes de los centros y parques comerciales deberá ser controlado por el personal de los mismos, debiendo procederse a su limpieza y desinfección.

En la aplicación de todas estas medidas, publicadas en el Boletín Oficial del Estado, el personal de seguridad tendrá una importante labor a la hora de velar por que se respete la distancia mínima interpersonal de dos metros y evitar las formaciones o aglomeraciones de grupos numerosos, por lo que se prestará especial atención a las zonas de escaleras mecánicas y a los ascensores, que deberán ser usados por una sola persona o dos como máximo con la distancia interpersonal correspondiente.

En la zona de aparcamiento, además de la desinfección continuada de los puntos de contacto habituales y puesta a disposición al alcance del cliente de gel hidroalcohólico, se fomentará el pago por medios electrónicos sin contacto.

En caso necesario, se utilizarán vallas o sistemas de señalización equivalentes para un mejor control de los accesos y gestión de las personas a los efectos de evitar cualquier aglomeración. Preferiblemente, siempre que el centro o parque comercial disponga de dos o más accesos, se  establecerá un uso diferenciado para la entrada y la salida, reduciendo así el riesgo de formación de grupos numerosos.

Además, se deberán establecer sistemas que permitan el recuento y control del aforo, de forma que éste no sea superado en ningún momento, y que deberá incluir a los propios trabajadores.

En este sentido, cabe recordar que los establecimientos y locales deberán exponer al público su aforo máximo  y asegurar que dicho aforo, así como la distancia de seguridad interpersonal de dos metros se respeta en su interior.

Por encima de todas estas medidas se recordó una muy importante y de carácter obligatorio, también en los casos descritos, como es el uso de mascarillas, tan importantes a la hora de frenar los contagios.

También hoy se abordó el asunto relacionado con los establecimientos de hostelería yrestauración para consumo en el local, siempre que no sesupere un 40% de su aforo. El consumo dentro del local podrá realizarse únicamente sentado en mesa, o agrupaciones de mesas y preferentemente mediante reserva previa. En ningún caso se admitirá el autoservicio en barra por parte del cliente. Se puede encargar comida y bebida para llevar en el propio establecimiento.

Las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería mantienen la limitación al 50% de las mesas, con una ocupación máxima de 10 personas. Entre un cliente y otro se deberá proceder a la limpieza y desinfección del equipamiento de la terraza, en particular mesas, sillas, así como cualquier otra superficie de contacto.

Se priorizará la utilización de mantelerías de un solo uso y se eliminarán productos de autoservicio como servilleteros, palilleros y otros similares, priorizando monodosis desechables. Se fomenta el uso de pago con tarjeta y se evitará el uso de cartas de menú de uso común.

No pueden abrir las discotecas y bares de ocio nocturno.

Todas estas medidas fueron repasadas hoy en lo que fue una puesta en común antes de que comience la Fase II para unificar criterios y aclarar dudas de los participantes, a quienes la delegada del Gobierno animó para afrontar esta nueva etapa.

García Seco pidió asimismo unidad de acción del colectivo en lo que se refiere a la ayuda que los ciudadanos pudieran necesitar en los primeros días. “Hasta que nos vayamos adaptando es muy importante la flexibilidad, la pedagogía y la labor informativa, pues debemos hacerlo muy bien para evitar los contagios y un posible rebrote”, declaró.

“Debemos buscar soluciones coordinadas y todas las dudas podéis trasladarlas a la Delegación para, en la medida de lo posible, ayudar a los ciudadanos que pudieran tener confusión con algunas normas”.

También la Policía Nacional reiteró su apoyo al colectivo de Seguridad Privada para que puedan ampararse en este cuerpo y en la colaboración ya existente de cara a la nueva etapa que comienza.

En este sentido, cabe destacar  que el Jefe Regional de Operaciones de la Policía Nacional, Juan Cervera, puso de manifiesto la unidad de acción de la Policía Nacional con Seguridad Privada, “sabedores del papel que estos juegan en la crisis sanitaria” y que va desde la formación permanente hasta la colaboración en la seguridad de hospitales, supermercados, centros logísticos o entidades bancarias, razón por la que los canales de colaboración entre ambos colectivos se han intensificado, así como las difusiones desde Red Azul (canal de intercambio de información entre Policía Nacional y Seguridad Privada). 

Los canales de colaboración entre Policía Nacional y Seguridad Privada son diversos y en estos meses bastante activos y fluidos dándose el caso de la tramitación de 230.000 altas de vigilantes de seguridad a la Web de Red Azul.

La delegada del Gobierno deseo suerte para los próximos días a todos los asistentes, “pues con el esfuerzo de todos volveremos a vivir una nueva normalidad cuanto antes”, dijo para concluir.