Extremadura se abstiene en el nuevo reparto del déficit para 2018-2020

La Junta de Extremadura se ha abstenido en la votación de la nueva propuesta del Gobierno de España de incrementar una décima el porcentaje del objetivo de déficit autonómico en la nueva senda de consolidación fiscal para los años 2018-2020, presentada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se ha celebrado este viernes en Madrid.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, ha explicado que Extremadura se ha abstenido, entre otras cosas, porque la situación económica y las dificultades para llegar al cumplimiento justificaban esta posición.

El ministro de Hacienda rectifica, así, el objetivo fijado hace tan solo una semana, en el anterior encuentro del Consejo.

Blanco-Morales ha manifestado que, aunque se aproxima a lo que Extremadura había demandado, no está de acuerdo en la forma ni en el fondo de cómo el Gobierno central ha planteado esta nueva regla de cálculo para los objetivos de estabilidad de los próximos años.

Además, la titular de Hacienda ha declarado que se han expuesto compromisos que deben ser realizables y que deben abordarse inmediatamente, como son los que se refieren a la objetivación de los criterios de reparto, de los objetivos de déficit en las distintas administraciones, así como los que se refieren al cálculo de la regla del gasto.

La consejera ha expresado que estos elementos van a permitir que el Consejo de Política Fiscal y Financiera funcione mejor, de manera más democrática, y sobre todo y por encima de todo, que el crecimiento económico lleve a la revitalización de los servicios públicos y llegue a todos y cada uno de los ciudadanos.

 

Galería de imágenes