El joven de 19 años ingresado grave en el accidente que esta mañana se produjo en Galinduste (Salamanca) ha fallecido en el hospital de la capital charra.

La Capilla Ardiente de las cuatro personas se instalará en el Pabellón Polideportivo de Alba de Tormes (Salamanca) de donde eran naturales las cuatro victimas.

Uno de los accidentado es el conductor del vehículo que llevaba seis ocupantes, uno más de los permitidos por la ley. La Guardia Civil investiga los hechos, al igual que al conductor del coche que está grave en el hospital salmantino, pero su vida, al parecer no corre peligro.

El Ayuntamiento de Alba de Tormes ha decretado tres días de luto oficial por sus cuatro vecinos