El excanciller alemán, Helmut Kohl, galardonado con el Premio Europeo Carlos V en 2006, ha fallecido a los 87 años en su casa de Ludwigshafen. Kohl recibió el premio en un solemne acto presidido por los Reyes de España en el Real Monasterio de Yuste. En este acto también estuvieron presentes el expresidente Felipe González, el expresidente de la Comisión Europea y patrono de la Fundación, Jacques Delors, y el expresidente de la República de Portugal, Jorge Sampaio, entre otras personalidades.

El jurado del Premio, presidido por el expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, destacó en el excanciller alemán su compromiso “con la unión de los países de Europa como una garantía de paz y estabilidad en el Viejo Continente”y su “contribución al engrandecimiento de Europa”.

Helmut Kohl recibió el Premio Europeo Carlos V el año en que España conmemoraba el vigésimo aniversario de la entrada en la Unión Europea, “un gran país que seguirá marcando el futuro de nuestro continente”, dijo, y añadió que la adhesión de España es una “historia única de éxito, de un alto crecimiento económico, de una gran estabilidad política, y de la modernización del país, signos de un desarrollo fantástico” que hoy tiene su recompensa.

 

Durante su intervención, el premiado defendió la unidad de Europa porque se ha logrado el primer objetivo “nunca más guerra en Europa”, y esto ha supuesto un incremento de la edad media de vida en Europa. Posteriormente aludió a la contribución de España a la unidad alemana, “comportándose como un amigo fiel” después de la caída del Muro de Berlín, hecho histórico que hizo que “Polonia, los checos, los eslovacos, los húngaros, todos de repente, tenían otra oportunidad y la posibilidad del cambio”.

Por otra parte, tuvo palabras de reconocimiento a la labor que desarrolla la Fundación a través de su programas y cursos porque “contribuye hacer avanzar la idea de la integración europea”; igualmente destacó el trabajo que desarrolla la Academia Europea de Yuste porque, si se habla de la Europa de los Ciudadanos, también es necesaria la “Europa de los Intelectuales” que no sean demasiado cautelosos y sí tengan la determinación de “decir un sí claro a la Casa Europea”.

Durante la ceremonia de entrega del Premio, tomaron posesión como miembros de la Academia Europea de Yuste, el médico español, Valentin Fuster; el sociólogo francés, Edgar Morin; el historiador inglés, Paul Preston; la pianista portuguesa, Maria João Pires y el escritor italiano, Antonio Tabucchi.

Helmut Kohl también formó parte del jurado del Premio Europeo Carlos V 2008, concedido a la primera mujer presidenta del Parlamento Europeo, SimoneVeil.