Mérida,a 25 enero, 2021.

  • El secretario general del PP recuerda que la situación sanitaria en la región es “crítica”, con récord de hospitalizados e ingresos en UCI
  • Pide el cese inmediato de Vergeles y que Vara tome las riendas o nombre a una persona “coherente y que tome decisiones sensatas, basadas en el sentido común”
  • Critica que la Junta plantee un hospital de campaña en Badajoz con somieres rotos y colchones usados y afirma que el PP no acepta “un hospital del todo a cien”
El secretario general del Partido Popular de Extremadura, Fernando Manzano.

El secretario general del Partido Popular de Extremadura, Fernando Manzano, ha calificado hoy como “despropósito” la vuelta a las aulas de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos, que va a movilizar a casi 200.000 personas en la región.

En una comparecencia de prensa celebrada hoy en Mérida, posterior a la reunión del Comité de Dirección, Manzano ha señalado que la decisión de volver a la educación presencial cuenta con “toda la comunidad educativa en contra” pero el gobierno autonómico ha basado dicha decisión en “la inmensa soberbia de su mayoría absoluta”.

Por tanto, el secretario general ha avisado que “toda la responsabilidad de lo que ocurra a partir de hoy es del gobierno regional” recordando que, desde las vacaciones de Navidad, cuando se decidió recuperar la educación presencial en Infantil y Primaria, casi 200 aulas han sido confinadas, unas 20 cada día.

La vuelta a las aulas se produce, además en una situación sanitaria “crítica” que atraviesa la región, con récord de hospitalizados y de ingresos en UCI de toda la pandemia, con el colapso de los hospitales extremeños y ha alertado que “nos esperan semanas duras” ya que, como ha recordado, los expertos advierten que los picos máximos de incidencia acumulada se traducen en picos de ingresos hospitalarios y en UCI a las dos semanas.

Para el secretario general del PP, la Junta de Extremadura es “incapaz” de pedir ayuda “o dejarse ayudar” y tiene una “incidencia acumulada de soberbia” que no le permite tomar decisiones adecuadas. Por ello, ha pedido el cese inmediato del consejero de Sanidad, José María Vergeles, y que “Fernández Vara tome las riendas, o al menos, ponga en su lugar a una persona coherente, valiente, que tome decisiones sensatas y basadas en el sentido común”. “Alguien que tenga más humildad y menos soberbia” ha sentenciado.

Ante dicha situación “crítica” en la presión hospitalaria, la única solución que ha encontrado la Junta ha sido montar un hospital de campaña en Badajoz “con somieres rotos y colchones usados”. Ante ello, Manzano ha señalado que “los extremeños estamos acostumbrados a que el Gobierno de España nos trate como ciudadanos de segunda pero no vamos a permitir que el gobierno extremeño también lo haga”.

De este modo, ha manifestado que “si hay un momento en el que se deben poner los recursos suficientes a disposición de la Sanidad, es este” y ha afirmado que el PP “no va a aceptar un hospital del todo a cien”. En este sentido, ha dicho que con el sueldo de un alto cargo de la Junta “daría para equipar IFEBA con camas y colchones nuevos”.

Por último, se ha referido al hecho de que la dirección nacional del PSOE haya pedido la dimisión de todos los cargos públicos que se saltaron el protocolo de vacunación y ha pedido a Fernández Vara que “no se haga el sueco, tome cartas en el asunto y cese, de manera inmediata, a los alcaldes y concejales socialistas” que se vacunaron de manera irregular, puesto que “no pueden seguir en sus puestos ni un día más”.