Mérida, a 28 de mayo de 2021

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado este jueves por una estrategia energética que busque el equilibrio entre los intereses de todos los implicados y que nadie tenga la sensación que hay ganadores y perdedores.

Así se ha pronunciado durante su intervención en el ciclo de mesas redondas ‘Materias primas estratégicas para la transición ecológica’, organizadas por el Comité de Energía y Recursos Naturales del Instituto de la Ingeniería de España que se ha celebrado por videoconferencia.

En este sentido ha afirmado que “debemos tener todos la sensación de que todos ganamos. Si alguien tiene la sensación de que esto es una batalla de blancos y negros, sin matices y sin ninguna capacidad de tener puntos de encuentro al final esto no funcionará”, ha continuado.

De esta forma, ha subrayado la necesidad de trasladarle a la ciudadanía un mensaje de equilibrio, “hay que equilibrar los intereses de todos y que todos salgan ganando y si somos capaces de hacerlo el resultado final será exitoso y si no habrá enfrentamiento y confrontación”, ha sentenciado.

Por lo tanto, para el jefe del Ejecutivo regional una primera cuestión de la que todos deben ser conscientes “y para ello así lo tenemos que presentar y plantear que esto tiene que ser una estrategia en la que todos ganemos”.

El líder del Gobierno regional ha defendido la buena utilización de los recursos naturales, refiriéndose no solo a los mineros sino también al sol, el agua.

EUROPA

Por otro lado, Fernández Vara, ha remarcado la importancia de Europa y la Unión Europa siendo más que “el lugar desde donde vamos a recibir Fondos Europeos. Europa es mucho más que todo eso y tiene que ser nuestra referencia y nuestra manera de intervenir y de influir en el mundo”.

Sobre los dictámenes del Comité de las Regiones de la Unión Europea ha explicado que estos siempre van desde lo global a lo local y de lo local a la global y cualquier decisión que se toma en Naciones Unidas, en el G20, en el G7 o en la Unión Europea “al final acaba en el Pleno de un ayuntamiento que es el que decide si esa mina está en el Plan General o no está, si eso se puede autorizar o no. Nos creemos que no hay interrelación y está todo interrelacionado”.

En relación con lo anterior ha subrayado que “las grandes decisiones del mundo están en el ayuntamiento donde está la mina de litio y ahí hay que decidir si finalmente se puede o no explotar. Bien haríamos en entender eso de una manera clara”.

RECURSOS NATURALES

Con respecto a los recursos mineros de Extremadura y su explotación el presidente ha incidido en que si en la región hay recursos naturales y estos tienen que ser utilizados “vamos a hacer que se transformen dónde están los recursos naturales”, ya que para él los tiempos de que la industria esté en el norte con mano de obra en el sur esto hoy por hoy es imposible de aceptar”.

Fernández Vara ha dicho además que si hay que elegir entre que esos recursos se transformen cerca de donde estén los recursos o cerca de donde estén las fábricas de coches habrá que decidirlo pero él aboga por que estén cerca de donde están los recursos.

El presidente de la Junta de Extremadura ha matizado que hay recursos que están ubicados en espacios donde son perfectamente compatibles con la sostenibilidad y por tanto con todas las leyes ambientales y urbanísticas y otros que tienen más dificultades porque están en pleno corazón de algunas ciudades y esto hay que valorarlo buscando siempre ese equilibrio de unos intereses y otros pero importante tener claro “que aquí no hay perdedores y ganadores”.

Esto tiene que nacer desde abajo y vale para esto y todo el desarrollo de las energías renovables “o conseguimos que alguien entienda en los grandes órganos de decisión que al final todo depende de cómo se trate el problema en el ámbito local o sino no habremos entendido nada de por dónde vamos o lo que tenemos que hacer”.

Fernández Vara ha afirmado durante su intervención en este acto que “nosotros tenemos muy activado todo el papel que la instituciones locales juega en este mundo” y son los primeros que no solo participan activamente en los planteamientos, si no que con la propia estructura política y legislativa que tenemos en España al final los ayuntamientos tienen la herramienta ya que llegado el momento quien haga el informe ambiental le tendrá que acabar preguntando al ayuntamiento si se adecua o es compatible con su legislación urbanística y son ellos los que tienen la última palabra. “Nos creemos que esto viene de grandes decisiones que puedan tomar la multinacionales, pero eso afecta a un espacio local, en un mundo local donde los concejales de un municipio son los que votan en pleno y deciden y eso hay que tenerlo presente siempre”, ha concluido.