Finaliza el acondicionamiento de la carretera que une Casas de Millán con la N-630 y la A-66

Esta carretera, que comunica la localidad con la nacional 630, así como con la autovía A-66 y la autonómica EX-109 (a Coria y Moraleja), es prácticamente la única vía de salida hacia el exterior y, en buena parte también, de conexión con la vecina Serradilla.

La Diputación de Cáceres ha invertido 687.522 euros en las obras de acondicionamiento de los 2,80 kilómetros de carretera CC-30 que une Casas de Millán con el ramal de salida de la autovía. Esta carretera es la principal salida de la localidad al exterior y de conexión con Serradilla.

El diputado de Infraestructuras Territoriales Inteligentes y Movilidad de la Diputación de Cáceres, Fernando García Nicolás, ha precisado que el trazado anterior era muy sinuoso y presentaba un firme en mal estado como resultado de bacheos y sucesivas reparaciones a lo largo de los años, lo que obligaba a una conducción incómoda y velocidades muy contenidas. “Con las obras realizadas, además de ganar notablemente en comodidad en la circulación, se acortan de manera considerable los tiempos de recorrido y se obtiene una mejora muy apreciable en seguridad vial”.

Con las actuaciones ejecutadas se experimenta un aumento del ancho transitable hasta conformar una sección pavimentada de 6,50 metros, a lo que se suma la renovación de toda la señalización vertical, aplicación de marcas viales e instalación de sistemas de protección (barreras metálicas de seguridad) y balizamiento (captafaros).

El proyecto ha contemplado la adecuación y preservación del entorno natural en el que se inserta la carretera. Así, como parte de las obras de drenaje, se ha procedido a la apertura de cunetas en todo el trazado y ejecutado once fábricas transversales que permitirán el paso de la fauna existente en la zona. Además, como punto final de las obras, en los tramos de tierra y zonas que pasan a quedar en desuso por las variantes realizadas, se reubicarán una veintena de ejemplares de olivos que resultaban afectados por las obras, por lo que han sido retirados y mantenidos en las debidas condiciones para su posterior replantación. La empresa adjudicataria del proyecto y responsable de su ejecución ha sido Senpa S.A.