Hervás, a 29 de noviembre de 2021

Informaros que ayer me leísteis más de 31.600 personas en hora y media que tuve activo el artículo, luego lo retiré porque tenía vergüenza ajena de lo que me había pasado. Gracias a todo por vuestra solidaridad y por proponerme seguir trabajando en el tema. Gracias aquellas personas que queréis que os hagamos reportajes sobre el patrimonio de los granaderos de reses bravas y los compremos con los de redes de carnes y de leche. Muy buena idea. Los elaboraremos.

La Aldaba como medio progresista y humilde siempre está apoyando a los más necesitados, a los que menos recursos mediáticos tienen, y como no, a eso agricultores y ganaderos que trabajan de sol a sol como nosotros, demostrando día tras días nuestras ideas progresistas y trabajadoras.

Y como no, dar las gracias a esas tres personas que muy cariñosamente han enviado correos deseándome la muerte como a los toros de lidia. Sólo decirles gracias. Para eso hay libertad de expresión. Que la historia nos ponga a cada uno en su sitio.

Entre todos seremos capaces de luchar por lo que es nuestro, pero amigos, seamos democráticos y amigos de entendernos. El camino es fácil, pero dialoguemos, no hay otra cosa en este mundo más bonita que el intercambio de ideas.

Para terminar deciros que tu trabajo puede ser una gran fuente de alegría si «puedes verte reflejado en los objetos que has creado», según decía mi querido Karl Marx.

Marciano Martín Castellano.