El alcalde de Béjar, Alejo Riñones, junto con el concejal de Obras, Alejandro Romero, han dado a conocer la incorporación de Gil Laso Fraile y Francisco González Clemente en los bejaranos ilustres en el cementerio de San Miguel.  A este acto acudió la familia de Gil Laso y representación de la Fundación de Glez. Clemente.

El Ayuntamiento de Béjar tiene dos proyectos, el primero es un recorrido por los panteones históricos del cementerio de Béjar y el de Bejaranos ilustres en el cementerio de San Miguel que ha incorporado hoy en ese mural y recorrido a dos personalidades que han sido muy importantes para Béjar. Estos proyectos incorporan trípticos realizados también por Óscar Rivadeneyra.

Gil Laso Fraile (1912-1988), destacado escultor bejarano nacido en la localidad de Valdunciel. Durante toda su vida se dedicó a la talla de la madera con resultados sobresalientes. De entre los numerosos trabajos en colecciones privadas y en iglesias destaca la soberbia reconstrucción de los laterales del altar mayor en el Santuario del Castañar.

Francisco González Clemente (1860-1952), nació en la localidad cacereña de La Abadía y ejerció durante años como médico y forense en Béjar, su ciudad de adopción. Al inicio de la Guerra Civil se le destituyó del cargo de médico de Valdesangil. Legó a la ciudad su finca de la Peña de la Cruz, fundándose en ella un patronato para su explotación benéfica.