Junta y diputaciones provinciales firman dos protocolos para la mejora de la depuración de aguas residuales de 209 poblaciones

Se invertirán 152,2 millones de euros, de los que la Junta asume el 51 por ciento

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, y el presidente en funciones de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos Rodríguez, han firmado este viernes, en Mérida, dos protocolos de actuación para la mejora de la dotación de las estaciones depuradoras de aguas residuales en 209 poblaciones.

En virtud de lo firmado, se llevarán a cabo 242 actuaciones (50 por ciento en cada una de las dos provincias extremeñas), que afectará a 209 poblaciones (89 de la provincia de Badajoz y 120 a la de Cáceres), según ha informado a los medios de comunicación la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García.

Se invertirán 152,2 millones de euros, de los que la Junta asume el 51 por ciento (77,7 millones de euros) en 57 actuaciones en ambas provincias. La Diputación de Badajoz aportará el 27 por ciento del presupuesto (41 millones de euros) y la Diputación de Cáceres, el 22 por ciento, con 33,5 millones de euros.

La consejera ha agradecido a ambas diputaciones el apoyo para que “nuestras poblaciones más pequeñas vean reconocido su derecho a un saneamiento adecuado, que proteja la salud de nuestros conciudadanos”.

Con estos protocolos, ha explicado Olga García, se atiende a una urgente necesidad, que conlleva importantes compromisos desde el punto de vista de la planificación y de la inversión para la construcción de depuradoras en pueblos.

“Se afronta una asignatura pendiente que teníamos que resolver para lograr que el conjunto de los núcleos de población de nuestra región tuvieran la posibilidad de conectarse a un sistema de depuración de aguas residuales, con el horizonte del 2027, cumpliendo así la Directiva Marco del Agua”, ha indicado Olga García.

En Extremadura, el 88 por ciento de la población cuenta con la posibilidad de conectarse a un sistema de depuración de aguas residuales y este conjunto de actuaciones va dirigido al 12 por ciento restante, que afectan a los municipios con menos población, que tienen este problema. “Y con estos protocolos se pone en vías de solución este problema”, ha añadido la consejera.

Para la Junta, ha explicado Olga García, es “un reto actuar en municipios pequeños porque, en muchos ocasiones, se trabaja con bajos volúmenes de agua, lo que exige soluciones innovadoras y bajo criterios ambientales y de eficiencia energética”.

Entre los beneficios que suponen estas actuaciones se encuentra mitigar los impactos del cambio climático, que se producen sobre el ciclo del agua, reduciendo emisiones y favoreciendo la reutilización del agua.

Por otro lado, la consejera Olga García ha anunciado que la Junta iniciará, en la próxima anualidad, la licitación de 14 obras para depuradoras, por importe de 42 millones de euros (38 para obras y 4 para asistencias técnicas). Además de la redacción de 20 proyectos más, que se licitarán en 2021.

Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación de Badajoz, ha señalado que, con esta firma, se ofrece la posibilidad de que los pueblos más pequeños puedan tener acceso a la depuración de sus aguas y, de ese modo, dar seguridad jurídica a los alcaldes y alcaldesas, y ser más respetuosos con el medio ambiente y con cumplimento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El presidente en funciones de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos Rodríguez, ha destacado la aprobación en pleno, el pasado mes de octubre, del consorcio que se va a encargar de la depuración de aguas y del ciclo de aguas. “Se están realizando ya los estudios para saber con exactitud el número y el tipo de depuradoras que se realizarán”, ha afirmado el responsable de la diputación cacereña.

Galería de imágenes