Madrid, Domingo 17 de enero de 2021.

15/01/2021. Mitma colabora en la limpieza de vías en Madrid

El Estado ha desplegado todos los recursos humanos y materiales a su disposición para asegurar la integridad y salud de los ciudadanos, así como para garantizar el abastecimiento y la movilidad de los servicios esenciales, inmediatamente después de que la Agencia Estatal de Meteorología emitiera el primer aviso, el 5 de enero, sobre el temporal de nieve producido por la borrasca Filomena y la posterior ola de frio.

La AEMET, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico emitió su primer aviso oficial ocho días antes del inicio de las nevadas más copiosas con la publicación de una nota informativa el viernes 31 de diciembre de 2020, que fue seguida de otra el día 3 de enero, que ya se convirtió en aviso especial el 5 de enero. El jueves 7 de enero se emitieron por primera vez, desde que se instauró el sistema Meteoalerta, avisos rojos por nevadas para la ciudad de Madrid, Henares y zona sur de la comunidad.

El 5 de enero la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior emitió un aviso directo a todas las comunidades autónomas, delegaciones, subdelegaciones del Gobierno, así como a otras instituciones implicadas y reunió a la Unidad de Valoración de Riesgos, con la Dirección General de Tráfico, la Dirección General de Carreteras y la propia AEMET, para analizar las posibles repercusiones de la borrasca y articular la respuesta, especialmente en zonas del centro del país.

Dispositivo de viabilidad invernal

A partir de ese momento, comenzaron sin descanso los trabajos en todas las áreas y organismos dependientes fundamentalmente de los ministerios del Interior, de Defensa, de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y de Transición Ecológica y Reto Demográfico. Los trabajos previos puestos en marcha por el Ministerio del Interior permitieron activar el dispositivo de vialidad invernal; posicionar unidades de la Unidad Militar de Emergencias fuera de sus bases para acercarlas a los lugres de previsible mayor riesgo; preparar a las agrupaciones de Tráfico de la Guardia Civil y al sistema de aeropuertos y de transporte ferroviario, diseñar el dispositivo de embolsamiento de camiones y garantizar la correcta distribución de las vacunas frente al coronavirus en todo el territorio.

En cuanto la Agencia Estatal de Meteorología elevó la alerta el jueves 7 de enero por la dureza del temporal, el director general de Protección Civil activó la fase de preemergencia en situación operativa 1 del Plan General de Emergencias del Estado. Un plan que, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 15 de diciembre, ha permitido desplegar todos los recursos necesarios. A partir del jueves, el Comité Estatal de Coordinación y Dirección, órgano encargado de la coordinación de todas las administraciones y actores implicados en la respuesta la situación meteorológica, se reunió diariamente, siendo presidido en varias ocasiones por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Recursos movilizados

La activación del Plan General de Emergencias del Estado permitió una movilización sin precedentes de los recursos necesarios en diversas zonas del país. En el dispositivo han trabajado más de 62.000 personas cuya labor ha sido coordinada desde la Dirección General de Protección y Emergencias del Ministerio del Interior. Destacan los 48.000 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, principalmente de la Guardia Civil, que han trabajado sin descanso, desde el 8 de enero, en el auxilio de personas, el aseguramiento de los servicios y bienes esenciales o la asistencia a los servicios de emergencia.

La Dirección General de Tráfico, además de los 1.600 de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, movilizó a 685 operarios de los centros de gestión de tráfico, cuyo trabajo está resultando vital para prevenir incidentes importantes en las carreteras. Estos centros de gestión han llegado a embolsar 11.311 camiones en 127 áreas específicas, una tarea que ha resultado clave en el buen desarrollo del tráfico rodado. Desde la DGT también se ha coordinado la provisión de víveres y mantas a los conductores, así como los trabajos de retirada de los vehículos abandonados.

Apertura de acceso en hospitales

Por parte del Ministerio de Defensa se desplegaron por el territorio nacional más de 1.500 efectivos, especialmente militares de la Unidad Militar de Emergencias y del Ejército de Tierra, así como 450 medios y vehículos, para realizar labores apertura de accesos a centros hospitalarios y de salud, centros logísticos e infraestructuras esenciales, restablecimiento de la movilidad o traslado de pacientes de diversos hospitales.

El Ministerio del Interior también activó el jueves 7 de enero el Convenio de Colaboración con Cruz Roja Española para atender a las personas con mayor vulnerabilidad en la Cañada Real de Madrid. Esta entidad desplegó un total de 222 camas, 222 kits de higiene y 1.222 mantas en el albergue de la Cañada Real, iglesia de la Cañada Real y polideportivo Cerro Almodóvar, situado en el distrito de Vallecas, en Madrid.

Por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se activaron 1.300 máquinas quitanieves y 3.000 operarios para trabajar en las carreteras de todo el país, así como para la limpieza de las calles de Madrid capital y otros municipios de esta comunidad con el fin de habilitar los accesos a hospitales, residencias, polígonos industriales y centros logísticos. También se activaron 7.000 trabajadores en el ámbito de Renfe y ADIF y 1.500 en AENA y ENAIRE.

Labores activas en varias localidades

También fueron movilizados 600 efectivos de las Brigadas de Labores Preventivas dependientes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), así como otros efectivos de Protección Civil y de los distintos servicios de emergencia. Así, el MITECO ha movilizado a 213 efectivos de cinco Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales que desde el viernes 15 de enero trabajan en la limpieza de la ciudad de Madrid, en respuesta a la petición realizada por el Ayuntamiento de Madrid para liberar el paso y permitir la operatividad de los 258 colegios de la capital, una tarea en la que trabajan en coordinación con un dispositivo de Tragsa, encargado por el Ayuntamiento de Madrid, formado por cien efectivos. También han actuado en la limpieza y vuelta a la normalidad en municipios de Cuenca, Toledo, Ávila, León, Soria y Zaragoza.

El personal de las Fuerzas Armadas, que sigue trabajando intensamente en distintos municipios de la Comunidad de Madrid para recuperar la normalidad de las vías, ha estado actuando, antes de que comenzara la ola de frío, en algunas localidades de Asturias, León, Albacete y Aragón (donde desplazó a más de 200 efectivos de la UME). Desde la noche del 8 de enero, tras la activación de la UME en Madrid, se incorporaron refuerzos de distintos batallones de España.

La labor de la UME, al principio de la nevada, fue la de rescatar personas que se habían quedado atrapadas en vehículos y, más tarde, se procedió a dividir la ciudad de Madrid en seis sectores, correspondientes a los 23 hospitales más importantes que hay en la ciudad. En este sentido, la UME estableció como prioridad, con el apoyo del Ejército de Tierra y de la maquinaria necesaria, que las personas pudiesen llegar a los centros hospitalarios.

Otras provincias que cuentan con el apoyo de las Fuerzas Armadas son Toledo y Guadalajara. Contingentes del Ejército de Tierra ayudan en la retirada de las placas de hielo para recuperar la viabilidad y la normalidad. Esta tarde está prevista la llegada de maquinaria y personal de la Brigada Aragón para reforzar los trabajos en Guadalajara y en Molina de Aragón.

El servicio de la red ferroviaria se encuentra restablecido en gran parte de las líneas, aunque todavía pueden producirse retrasos como consecuencia de la congelación de algunos elementos. Desde ayer, todas las capitales de provincia con conexión ferroviaria habitual con Madrid vuelven a disponer de ella. Entre el 7 y el 14 de enero, se ha retirado nieve en 105.000 km de carreteras y se han utilizado 246.000 km de tratamientos preventivos con fundentes. Se han esparcido alrededor de 89.000 toneladas de sal, lo que supone casi un 97 % del total de sal esparcida durante la campaña de vialidad invernal 2019-2020,

En el Aeropuerto Madrid-Barajas están trabajando para restablecer la normalidad del servicio aéreo más de 1.500 personas entre el personal propio de Aena, trabajadores de las labores de limpieza de pistas del plan de invierno, aerolíneas y handling. La recuperación sigue siendo gradual debido a las temperaturas históricamente bajas que se registran por las noches y que obligan, por seguridad aeronáutica, a revisar de forma constante pistas, calles de rodadura y estacionamientos para retirar el hielo antes de operar los vuelos de llegadas y salidas. Ayer se pudieron operar 341 vuelos comerciales (171 Llegadas y 170 salidas) de los 381 programados, lo que supone el 89,5%.

Medidas excepcionales

En estos días se ha realizado una gran labor de coordinación en todo el país. Además de las reuniones diarias del Comité Estatal de Coordinación y Dirección, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, presidieron el viernes 15 de enero una reunión por videoconferencia con las delegadas y delegados del Gobierno en las comunidades y ciudades autónomas para seguir analizando los efectos de la borrasca en los distintos territorios.

Otros departamentos gubernamentales también han tenido que tomar medidas excepcionales como el Ministerio de Trabajo y Economía Social, al tener que cerrar en la Comunidad de Madrid las oficinas de empleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y habilitar un sistema de atención telefónica para evitar desplazamiento de las personas que tenían concertada cita.

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública remitía el sábado 9 de febrero una instrucción recomendando a los departamentos ministeriales y organismos públicos dependientes que adoptaran las medidas necesarias para que, en todas las localidades afectadas, las empleadas y empleados públicos de la Administración General del Estado hicieran uso del teletrabajo el lunes 11 y el martes 12 de enero, salvo en los casos en que el trabajo presencial fuera imprescindible para el mantenimiento de los servicios públicos esenciales. Esta instrucción fue complementada por otra que establecía que desde el 13 de enero se adoptaran las medidas necesarias para la incorporación a los centros de trabajo gradualmente y de manera progresiva y flexible, a medida que las circunstancias lo permitieran. El lunes 18 de enero se recuperarán todas las modalidades de prestación del servicio.

Comunicación a la ciudadanía

Desde el primer momento, el Gobierno ha ofrecido a la ciudadanía información actualizada de manera continua y desde distintos soportes. Así, además de las ruedas de prensa ofrecidas por los ministros del Interior, Fernando Grande Marlaska; Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y Defensa, Margarita Robles, se han realizado 36 entrevistas de ministros en medios de comunicación y cerca de 300 por parte de delegados y delegadas del Gobierno, representantes de diversos niveles operativos ministeriales y organismos dependientes como DGT, Protección Civil, UME, Ejércitos, Renfe, Aena, AEMET o el Consorcio de compensación de seguros.

Los distintos ministerios y delegaciones del Gobierno realizaron 210 notas informativas y se han emitido más de 6.300 mensajes en redes sociales (63 tuits propios en la cuenta @desdelamoncloa) sobre la llegada de borrasca, medidas de prevención aconsejadas, fuentes oficiales que estaban proporcionando información y temas relacionados con emergencias y educación.