La Comisión Regional del programa PROFEA ratifica los 42,89 millones que se van a distribuir este año para el empleo agrario en Extremadura (AEPSA)

  •    La Delegación de Gobierno trasladará al Gobierno la petición para que los ayuntamientos puedan destinar estos fondos a otro tipo de trabajos municipales.

La delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, ha presidido hoy la Comisión Regional de los fondos del programa PROFEA (Programa de Fomento de Empleo Agrario, antigua AEPSA), que ha tenido lugar en la sede de la Delegación del Gobierno de Extremadura.

Esta comisión está formada por representantes de instituciones como el SEPE, Junta de Extremadura y Fempex, y representantes de las organizaciones empresariales y sindicales, entre otros organismos. Todos ellos han ratificado hoy el presupuesto aprobado por el Ministerio Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para este año en Extremadura, que asciende a 42,89 millones de euros, un 5% más que el año pasado, el 2018. Este incremento es del 5,65% en la provincia de Cáceres y del 4,53 en la de Badajoz dado que la situación del empleo ha evolucionado desigualmente en ambas provincias.

De esta manera, García Seco ha destacado que es la mayor subida de los últimos años, en los que apenas se habían incrementado un 1% anual.

La previsión inicial es que de esta cantidad total, 24,7 millones irán destinadas a los programas que se van a poner en marcha en la provincia de Badajoz, tanto para el plan de garantías de rentas como para el plan generador de empleo estable, y 18,1 millones para la provincia de Cáceres.

Esta asignación ha sido consultada y ratificada hoy por todos los representantes en dicha comisión.

La Delegada también ha informado de que, a petición de los municipios, se  va a solicitar la autorización del Gobierno para que los ayuntamientos puedan destinar estos fondos a otro tipo de empleos y no sólo a la realización de obras de infraestructuras.

La Comisión ha analizado también las fechas en las que la demanda de empleo en labores agrícolas es elevada y durante las cuales los municipios no podrán ejecutar estos proyectos.

Los fondos del Programa de Fomento del Empleo Agrario tienen dos líneas de ejecución, los denominados de garantías de renta, que son aquellas obras que ejecutan los ayuntamientos y para las cuales contratan a trabajadores agrarios para completar sus rentas y que adquieran el derecho a percibir el subsidio agrario; y los denominados proyectos generadores de empleo estable, que son proyectos que se realizan con el fin de promover iniciativas que generen empleo estable en los municipios de la región.