La convocatoria de ayudas a la continuidad empresarial permanece abierta hasta el 15 de noviembre

El programa de ayudas puesto en marcha por la Junta de Extremadura está destinado a favorecer el relevo familiar o el traspaso de la empresa a los propios trabajadores de la misma, para dar continuidad a las pymes extremeñas cuando el empresario se encuentra cercano a la edad de jubilación.

Este proceso requiere planificación del proceso que, según el caso, consistirá en la elaboración de un protocolo de empresa familiar o bien un plan de relevo a trabajadores.

El protocolo de empresa familiar es un acuerdo para planificar la continuidad de la empresa, que regula las relaciones económicas y profesionales entre los miembros de la familia que ostentan la condición de socios y la propia empresa.

En el caso de que el relevo sea a los trabajadores se llevará a cabo un acuerdo para planificar la continuidad de la empresa, que regulará las relaciones económicas, responsabilidades en el proceso de relevo, análisis de riesgos y legalización del plan.

Los beneficiarios de estas ayudas son autónomos, sociedades anónimas, sociedades limitadas, comunidades de bienes y sociedades civiles, que tengan su centro productivo en la región. En el caso de los proyectos referidos a la elaboración de un Plan de Relevo a trabajadores de la empresa, deben ser pymes de más de 5 años de antigüedad.

Los gastos subvencionables son los costes de la consultoría externa especializada para la elaboración del Protocolo de Empresa Familiar o del Plan de Relevo a trabajadores de la empresa. Así como los gastos notariales y, en su caso, registrales que se pudieran generar.

La ayuda cubrirá el 80% de los gastos subvencionables, con un límite de 6.000 euros para empresas con menos de 10 trabajadores, mientras que para las de más de diez empleados, la ayuda máxima será de 8.000 euros. Para empresas con 50 trabajadores o más, el gasto máximo subvencionable será de 10.000 euros.

Más información sobre estas ayudas en Extremadura Empresarial