El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, anunció hoy que el compromiso de la institución provincial con el Programa Territorial de Fomento para Béjar 2019-2021 se materializará en una aportación económica de 1 millones euros. Esta cantidad vendrá a completar las recientemente anunciadas por la Consejería de Economía y Hacienda de la junta de Castilla León en el Plan a tres años diseñado con el fin de potenciar el desarrollo de una comarca que ha sufrido un grave proceso de desindustrialización como consecuencia de la crisis del sector textil.
El presidente de la Diputación de Salamanca explicó que el esfuerzo económico de la Diputación de Salamanca se destinará a modernizar las instalaciones de la estación de esquí de La Covatilla, un potencial turístico que se ha convertido en un motor económico de la comarca con 53.000 usuarios la pasada temporada de esquí y con una plantilla de entre 70-80.
Según explicó Iglesias, el respaldo de la Diputación de Salamanca al Programa Territorial de Fomento para Béjar pretende contribuir a dar una segunda oportunidad a esta tierra y a sentar las bases del futuro del que durante décadas fue buque insignia de la economía provincial gracias a su industria textil. En este sentido, destacó el acierto del alcalde de la localidad, Alejo Riñones, en su apuesta por el turismo de nieve con la puesta en marcha de La Covatilla.

 

Iglesias insistió en el compromiso que la Diputación de Salamanca ha mantenido siempre con Bejar y con su estación de esquí. Así recordó que ademas de ayudar al Ayuntamiento en la compra de los terrenos con 400.000 euros, de conceder un préstamo retornable de 200.000 euros y de dar actividad cada invierno a la estación con el programa Bautismos Blancos, con una dotación económica de más de 1 00.000 euros, la Diputación de Salamanca también se hace cargo del mantenimiento de la carretera que da acceso a la estación.

 

APARCAMIENTO
Asimismo, el presidente de la Diputación de Salamanca tuvo la oportunidad de visitar las instalaciones del nuevo aparcamiento de La Covatilla, una infraestructura cuyas obras ha realizado el Ayuntamiento de la Ciudad Textil y que también han contado con el respaldo económico de la Diputación de Salamanca, con una aportación de 270.000 euros.
El nuevo aparcamiento era una de las instalaciones más demandadas por los usuarios de la estación de esquí, que en momentos de máxima afluencia de esquiadores optaban por estacionar los vehículos en sitios poco apropiados y en los márgenes de la carretera.
Gracias a esta inversión, se ha dotado a La Covatilla de 450 nuevas plazas asfaltadas y de otras 300 en un aparcamiento en tierra.