Esta medida, aprobada por el Equipo de Gobierno, reunido virtualmente este viernes, se suma a la entrega de tablets para las residencias y a otras medidas para minimizar las consecuencias de esta crisis.

El Equipo de Gobierno de la Diputación de Cáceres y la Junta de Portavoces, que se han reunido este viernes por vía telemática, han abordado los pasos que se están ya dando para poder comprar y facilitar a los distintos ayuntamientos de la provincia Equipos de Protección Individual (EPIs).

Ante la crisis sanitaria generada por el COVID-19, la Diputación Provincial de Cáceres, desde sus diferentes áreas, continúa trabajando en distintas medidas para minimizar de alguna manera las consecuencias económicas y sociales de la ciudadanía de la provincia, entre las que destaca, tal como se ha tratado en la reunión del Equipo de Gobierno y en la posterior Junta de Portavoces, la adquisición, por parte de la Institución provincial, de EPIs para poder entregar a los ayuntamientos que así lo soliciten, destinados a las trabajadoras y trabajadores, así como usuarios, de las residencias de mayores ubicadas en el municipio, ya sean públicas o privadas, y que complementarán a las llegadas del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD).

Una medida que viene a sumarse a la ya adoptada para facilitar tablets, también a los ayuntamientos, para posibilitar el desarrollo de “videovisitas” en los centros de mayores.

En la reunión se ha abordado también la próxima celebración, concretamente el 7 de abril, del primer pleno telemático que se va a llevar a cabo en la historia de la Diputación. A este respecto, se ha querido poner de manifiesto el trabajo de las distintas áreas y especialmente del Área de Innovación y Provincia Digital, “desde la que –tal como ha apuntado el portavoz del Equipo de Gobierno, Álvaro Sánchez Cotrina- se está haciendo un esfuerzo ímprobo para acelerar todos los trámites necesarios para que la Diputación pueda seguir funcionando y prestando el servicio”.