La Guardia Civil investiga al conductor de un camión por dos delitos contra la seguridad vial

  • El detenido, circulaba por la A-66 bajo la influencia de bebidas alcohólicas y de forma temeraria
  • La Guardia Civil tuvo que inmovilizar el vehículo por las circunstancias en las que se encontraba su conductor

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Subsector de Tráfico de Cáceres, sorprendieron al conductor de un vehículo camión, circulando por la A66 de forma temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La Guardia Civil realizando labores de vigilancia en la A-66.

LOS HECHOS

Sobre las 21:00 horas del  pasado día 21 de mayo, la central 062 de la Comandancia de Cáceres, recibió  una llamada de la existencia de un camión en la A-66 circulando de forma temeraria, invadiendo los dos carriles sentido Gijón. La Guardia Civil alertó de forma inmediata a la patrulla más próxima, perteneciente al Puesto de Hervás, qué tras localizar el vehículo, los agentes pudieron confirmar que la conducción la estaba realizando de forma temeraria, ya que invadía constantemente los dos carriles de la autovía, creando un gran riesgo para los demás conductores.

De forma inmediata, fue detenido el vehículo sobre el arcén de la vía, al objeto de identificarlo y ver el estado en el que se encontraba su conductor, pudiendo apreciarse a simple vista, que el mismo pudiera estar conduciendo bajo los efectos del alcohol, para lo que, se desplazo una unidad de atestados del Destacamento de Plasencia, para realizarle las oportunas pruebas, que arrojaron un resultado de 0,64 mg. por litro de aire expirado.

Finalmente, la Guardia Civil procedió a su investigación por dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir baja los efectos de bebidas alcohólicas y otro de conducción temeraria, dando cuenta de todo ello a la autoridad judicial. El conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, de la forma que lo estaba realizando la persona investigada y además conduciendo un vehículo de grandes dimensiones y tonelaje, agrava de forma exponencial la seguridad de los demás usuarios de la vía, pudiendo llegar a ocasionar algún tipo de accidente, dado que las circunstancias psicofísicas no son las adecuadas, por ello, la Guardia Civil va a continuar muy vigilante, para garantizar la seguridad  en las carreteras que discurren por la provincia cacereña.