La Junta de Castilla y León adquiere 200.000 vacunas para la próxima campaña frente a la gripe

La vacunación constituye una de las más eficaces medidas preventivas y de protección de la salud. Y, por ello, Castilla y León invierte más 3.156.400 euros en garantizar el acceso universal y gratuito a la inmunización frente a la gripe para toda la población de la Comunidad comprendida entre seis meses y 64 años.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy una partida económica de 1.144.000 euros que se destinará a la adquisición de 200.000 dosis de vacuna antigripal. Todas ellas se utilizarán en la próxima campaña autonómica de vacunación frente la gripe, cuyo inicio está previsto para el próximo mes de octubre.

Este tipo de vacunación está destinada a la población general, entre los seis meses y los 64 años. Pero está especialmente recomendada para las personas mayores de 60 años o para aquellas que, aun siendo menores de esa edad, tengan un elevado riesgo de padecer complicaciones derivadas de la gripe. También es aconsejable que se vacunen aquellos que pueden transmitir la gripe a los ciudadanos de los dos grupos anteriores.

La vacunación es una de las medidas preventivas más eficaces. Y, en el caso concreto de la gripe, protege frente a una enfermedad que afecta a entre un 5 % y un 15 % de la población española. Esta patología es asimismo responsable de un elevado número de complicaciones en pacientes con patologías previas graves que, en muchos casos, suponen la hospitalización de los mismos.

Vacunarse frente a la gripe nos protege por lo tanto individualmente, e incrementa la protección social frente a una enfermedad contagiosa al reducir la incidencia de la misma y con ello, la circulación del virus.

Finalmente hay que indicar que al presupuesto presentado hoy, hay que sumarle la inversión de 2.012.400 euros que se aprobó el pasado mes de junio para la compra de 450.000 dosis de vacuna trivalente adyuvada destinada a la población de 65 años o más. Este grupo de ciudadanos tienen las defensas debilitadas por la edad y requieren de una protección especial ante la gripe. Por lo tanto, la inversión total del Gobierno autonómico para proteger a la población frente a esta enfermedad ascendería a 3.156.400 euros.